Un Tribunal Superior de Panamá formuló hoy cargos contra el exdictador Manuel Antonio Noriega, preso en Francia desde 2010 por lavado de dinero, por su presunta responsabilidad en la desaparición y homicidio en 1968 del soldado panameñoestadounidense Everett Clayton Kimble Guerra.

El fiscal primero superior, Luis Martínez, dijo a Efe que el Tribunal Superior de Chiriquí formuló este miércoles los cargos contra Noriega en una audiencia preliminar, aunque no inició el proceso judicial en su contra a la espera de que regrese al país.

"No se puede adelantar la etapa del juicio" hasta tanto Noriega regrese a Panamá, porque "los juicios en ausencia están prohibidos" en el país centroamericano, declaró Martínez, sin más precisiones, en un breve contacto telefónico con Efe.

La defensa de Noriega y el Gobierno panameño esperaban que el exmilitar de 77 años fuera extraditado a más tardar el próximo octubre, pero una decisión de un juzgado francés la semana pasada podría retrasar el proceso durante varios meses.

Francia autorizó en agosto pasado que Noriega sea entregado a Panamá en virtud de una primera demanda de extradición, pero un Tribunal de Apelaciones de París decidió continuar un segundo procedimiento, por otro pedido panameño.

A Noriega le esperan penas en Panamá que suman más de 60 años de cárcel, por delitos que van desde homicidio hasta daños ambientales.

La prensa local informó este miércoles que el otrora "hombre fuerte" que gobernó de facto Panamá entre 1983 y 1989 fue declarado "reo rebelde" por el Tribunal Superior de Chiriquí por no presentarse ante la corte, lo que confirmó a Efe su abogado en este país, Julio Berríos.

El abogado indicó que en este caso "se ha violado el debido proceso" porque solo se debe declarar "reo rebelde" a un procesado cuyo paradero se desconozca, y el Tribunal "conoce perfectamente" dónde está Noriega.

El juzgado de Chiriquí ha debido enviar, a través de la Cancillería panameña, una "rogatoria al Gobierno francés para notificar" a Noriega del juicio, añadió Berríos.

Por el caso de Kimble Guerra, un soldado de la Marina de Estados Unidos que tenía 21 años cuando desapareció, también son juzgados los exmilitares Aristóteles García, quien no se presentó a audiencia preliminar y fue declarado en rebeldía, y Abundio Moreno, el único que compareció ante los magistrados.

Según informes de la prensa local, el Tribunal Superior de Chiriquí analiza acumular dos expedientes por delitos de lesa humanidad contra Noriega: uno por el caso de Kimble Guerra y otro por la desaparición, en 1969, de Luis Antonio Quiróz Morales, un exmilitar y miembro del opositor Partido Panameñista.

Cuando ocurrieron esos hechos, Noriega era el jefe del Cuartel de la provincia occidental de Chiriquí, limítrofe con Costa Rica, indicaron fuentes periodísticas.