China está lista para ayudar a Europa a enfrentar su crisis de deuda, pero Estados Unidos y otros países desarrollados deben "poner su propia casa en orden" y hacer frente a sus problemas económicos, declaró el miércoles el primer ministro chino Wen Jiabao.

Al hablar en una cumbre organizada por el Foro Económico Mundial en la ciudad china de Dalian, Wen agregó que Beijing está listo para invertir más en Europa, a la que calificó de importante aliada económica y estratégica. Además pidió una coordinación más cercana para manejar la economía global.

"Nosotros en muchas ocasiones expresamos nuestra disposición a extender una mano de ayuda y nuestra disposición para incrementar nuestra inversión en Europa", dijo Wen después de dar su discurso.

Agregó que repitió esa promesa en una reciente conversación telefónica con el presidente de la Comisión Europea José Manuel Durao Barroso.

Pero Wen también dio una severa nota a Estados Unidos y Europa, al decirles que deben enfrentar sus problemas de deuda y hacer cambios para restaurar la estabilidad financiera y el firme crecimiento económico.

"Los países primero deben poner su propia casa en orden", dijo Wen. También pidió a Washington proteger a los inversionistas mundiales, una referencia al gran número de reservas que tiene China en el Tesoro estadounidense y otras deudas gubernamentales.

A los líderes chinos les preocupa que sus colegas estadounidenses puedan recurrir a movimientos para responder a la crisis que puedan erosionar el valor del dólar y las inversiones estadounidenses de China.

Wen también dejó ver posibles condiciones por la ayuda de Beijing al decir que quiere que Europa de "pasos audaces", incluyendo declarar oficialmente a China una economía de libre mercado.