Real Madrid tuvo un debut auspicioso en la Liga de Campeones al derrotar el miércoles 1-0 al Dínamo de Zagreb, mientras que Manchester United no pudo pasar del empate con Benfica y el Inter protagonizó la sorpresa de la jornada al caer ante Trazbonspor.

El argentino Angel Di María anotó el gol del Madrid, que no logró plasmar en el marcador el dominio que ejerció durante casi todo el encuentro en Zagreb.

Ryan Giggs marcó para darle el empate a Manchester United en Lisboa, donde el paraguayo Oscar Cardozo abrió la cuenta por el Benfica; y Trabzonspor, subcampeón del fútbol turco que entró al torneo por la expulsión de Fenerbahce, dio el batacazo al superar 1-0 al Inter en su visita a Milán con una diana de Ondrej Celustka a los 76.

Manchester City y Napoli, dos clubes que regresaron al principal torneo europeo de clubes tras largas ausencias, firmaron un 1-1: el uruguayo Edinson Cavani abrió la cuenta por el equipo italiano y Aleksandar Kolarov igualó por los ingleses.

Bayern Munich se impuso 2-0 en su visita al Villarreal; Lille y CSKA de Moscú empataron 2-2; Basilea venció 2-1 a Otelul Galati; y Ajax y Lyon igualaron 0-0 en los duelos restantes que completaron la primera fecha del torneo.

Sin su técnico José Mourinho en la banca, por tener que cumplir una suspensión impuesta la campaña pasada, el Madrid salió con todo para tratar de arrollar a su oponente croata.

El equipo español repitió la alineación que le ha resultado a maravillas en la liga española, con Karim Benzema y Cristiano Ronaldo en la delantera, Di María atacando por la banda izquierda, Mesut Oezil de armador y Fabio Coentrao en el centro del campo.

Sin embargo, el portero Ivan Kelava resolvió casi todas las amenazas que presentó el plantel merengue, incluyendo una buena atajada con una mano en un remate de Oezil en el primer tiempo.

El Madrid finalmente remeció las redes a los 53 minutos en una buena jugada de conjunto: Cristiano inició el movimiento por la banda izquierda, el balón circuló a Benzema, luego a Marcelo y finalmente lo recibió Di María por el otro sector de la cancha, para definir con un remate cruzado al segundo poste.

"Estoy satisfecho. Ya hablabamos de lo complicado que iba a ser si no estabamos bien preparados, y así ha sido, nos ha costado, ha sido complicado", declaró Aitor Karanka, el asistente de Mourinho que estuvo al frente del banco del Madrid.

Marcelo fue expulsado a los 73 al recibir su segunda tarjeta amarilla del encuentro por simular una falta en el área.

Quien se fue enfadado fue Cristiano, quien criticó duramente al árbitro noruego Svein Oddvar Moen por ser permisivo con el juego fuerte. El jugador portugués acabó el partido con una media ensangrentada tras recibir una patada.

"Estamos muy contentos con los tres puntos, pero no estoy contento con el arbitraje. Ojalá no tengamos más arbitrajes con este árbitro. Ha sido una vergüenza", declaró Cristiano. "Algunos árbitros les permiten que me den palos".

Sobre los abucheos de los aficionados, Cristiano dijo: "Debe ser porque soy guapo, rico y un gran jugador. Me tienen envidia, no hay otra explicación".

Tal como había anticipado su técnico Alex Ferguson, Manchester United tuvo las manos llenas con Benfica en su visita a la capital portuguesa.

Cardozo puso en ventaja a los lusitanos a los 24 minutos, pero el eterno Giggs empató a los 42 al recibir un pase del ecuatoriano Antonio Valencia por la banda derecha, recortar y definir de zurda desde el borde del área y al ángulo.

United venía de arrollar a sus oponentes en el arranca de la liga Premier, donde ganó sus cuatro primeros desafíos y anotó 18 goles.

Sin embargo, Ferguson realizó varios cambios a la joven alienación que viene utilizando en la Premier y apostó por un plantel más veterano para su visita al Estadio de la Luz.

Inter, monarca europeo en 2010, sufrió otro descalabro en la joven campaña, tras arrancar la Serie A el domingo con un revés 4-3 ante Palermo.

En esta ocasión, cayó como local frente a un rival de escasos pergaminos y que entró a la Champions de carambola gracias a la expulsión del campeón turco por un escándalo de arreglo de partidos.

"Es un golpe muy fuerte", dijo Julio César, el arquero brasileño del Inter. "Momentos como este son los que debemos mantenernos unidos, trabajar duro y encontrar la forma de salir de esta situación".

Inter no pudo utilizar a Diego Forlán, uno de los refuerzos que contrató para reemplazar a Samuel Eto'o. El uruguayo está inhabilitado para disputar el torneo por haber jugado con Atlético de Madrid en la fase preliminar de la Liga Europa.

El brasileño Rafinha hizo una de las dianas en la victoria de Bayern Munich en su visita al "Submarino amarillo" en Villarreal.