El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, transmitió hoy al emperador de Japón, Akihito, su solidaridad por la catástrofe vivida por el país asiático el 11 de marzo, en una audiencia mantenida en el Palacio Imperial de Tokio.

El emperador, de 77 años, y la emperatriz, de 76, recibieron con una sonrisa en la entrada del Palacio al presidente y su esposa, María Clemencia Rodríguez, que se encuentran en Tokio para una visita de cuatro días.

Los cuatro departieron durante media hora en la residencia imperial, donde recordaron el terremoto y tsunami de hace seis meses, ante lo que Akihito agradeció la asistencia colombiana a Japón durante el desastre, informaron medios nipones.

También repasaron cuestiones como la del Medio Ambiente y el emperador se interesó por el efecto de los cultivos de palma africana en Colombia y en concreto su impacto en los bosques, según detalló tras la audiencia el propio Santos.

El mandatario, en este sentido, indicó a los emperadores que la política de producción de etanol tiene una "limitación muy precisa y muy contundente" y no funciona "a expensas de los bosques naturales", sino aprovechando el espacio existente para sembrar nuevos productos.

La audiencia tuvo lugar un día después de que el emperador regresó de Hokkaido (norte de Japón), donde asistió a un congreso internacional al que la emperatriz no acudió por molestias lumbares.

La última vez que el emperador de Japón mantuvo una audiencia con un mandatario colombiano fue en abril de 2005, cuando se entrevistó en el Palacio Imperial con el entonces presidente, Álvaro Uribe.

La visita de Santos a Japón, adonde llegó el domingo, es la primera que efectúa a un país asiático desde que llegó al poder en agosto del año pasado.

Mañana, el mandatario viajará a Corea del Sur, donde permanecerá hasta el viernes antes de regresar a Colombia.