Los rebeldes libios enviaron una carta al secretario general de la ONU Ban Ki-moon en la que manifestaron que el Consejo Nacional de Transición quiere representar al país en el organismo internacional, informó el martes el nuevo presidente de la Asamblea General.

El asiento de Libia en la ONU aún está en manos del gobierno de Moamar Gadafi, que ha sido expulsado del poder por los rebeldes.

Nasir Abdulaziz Al-Naser, quien asumió el martes la presidencia al inicio de la 66ta sesión de la asamblea, dijo a reporteros que los líderes rebeldes pidieron al jefe de la ONU que remitiera la carta a la Asamblea General.

Al-Naser dijo que el recién formado comité de credenciales de la asamblea hará una recomendación al organismo mundial de 193 miembros.