El milanista Alexandre Pato ha marcado hoy ante el Barcelona el quinto gol más rápido en la historia de la Liga de Campeones, al batir al meta azulgrana Victor Valdés a los 24 segundos de encuentro.

Un tanto que abrió el marcador para los milanistas y que sitúa al delantero brasileño como el quinto anotador más rápido en la historia de la competición, un hito que lidera el holandés Roy Makaay, que logró marcar a los 10.12 segundos de un Bayern Múnich-Real Madrid en 2007.

Le siguen Gilberto Silva, del PSV Eindhoven, en un partido ante el Arsenal (20.07 segundos), el juventino Alessandro Del Piero ante el Manchester United (20.12) y el también milanista Clarence Seedorf frente al Schalke 04 (21.06), tras los que ya se sitúa Pato con su gol en el coliseo azulgrana.