Los inversionistas temían el martes por la caótica deuda de Grecia aunque la Canciller alemana Angela Merkel indicó que el país abatido por la deuda realizaba progresos al reunirse con sus acreedores internacionales.

La confirmación de que el ministro de finanzas de Italia sostuvo conversaciones con el fondo millonario de China la semana pasada a fin de que Beijing comprara bonos ayudó al mercado de Wall Street el lunes por la tarde.

"Los mercados están cansados de tanta charla y de los rumores de cómo volver a poner a Europa en sus pies y de seguir esperando resultados concretos", destacó Ben Critchley, corredor de bolsa de IG Index.

En Europa, el índice FTSE 100 de Gran Bretaña bajaba 1% a 5.078 mientras que el DAX de Alemania caía 0,7% a 5.035. El CAC-40 de Francia sufrió la consecuencia al bajar 2,2% a 2.791 puntos.

Previamente en Asia, las acciones se mantuvieron relativamente con alzas después del florecimiento bursátil en Wall Street en la jornada anterior.

En Japón, el índice Nikkei 225 ganó casi 1% a 8.616,55, mientras que la bolsa de S&P/ASX200 de Australia ganó 0,9% a 4.072.70, con ganancias de empresas mineras como Rio Tinto y BHP Billiton.

Los mercados de Nueva Zelanda, Singapur e Indonesia también subieron. Taiwán y Malasia tenían pérdidas.

En China, el índice compuesto de Shanghai bajó en 1,1% a 2.471,31. Mientras que la bolsa más pequeña el índice compuesto Shenzhen perdió 1,6% a 1.077,13.

Los mercados de Hong Kong y Corea del Sur estaban cerrados por feriados públicos.

El crudo subía a casi 88,63 dólares el barril mientras que el dólar declinaba con respecto al yen y el euro.

El índice industrial Dow Jones cerró el lunes con ganancia de casi 69 puntos después de una ola de compras impulsó a la bolsa en las postrimerías de la sesión vespertina. El Dow cerró a 11.061,12, con ganancias registradas en los últimos 10 minutos.

El índice S&P 500 ganó 0,7% a 1.162,27, mientras que el índice compuesto Nasdaq, integrada mayormente por empresas de tecnología, subió 1,1% a 2.495,09.