Los palestinos pedirán al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas su admisión como miembros de pleno derecho, dijo hoy el negociador palestino Mohamed Shtaye en un encuentro en Ramala con un grupo de periodistas.

Shtaye, miembro del Comité Político de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), señaló que irán al Consejo de Seguridad para ser miembros de pleno derecho y "con las fronteras de 1967".

En una declaración en la que no se refirió al probable veto de Estados Unidos, el negociador palestino explicó que el presidente Mahmud Abás someterá la solicitud al Consejo antes de su discurso en la ONU, previsto para el 23 de septiembre.

Se trata de la primera vez que la OLP revela sus intenciones en la estrategia de pedir el reconocimiento de la comunidad internacional a un Estado en las fronteras de 1967.

Hasta ahora se especulaba también con la posibilidad de buscar una declaración política a la Asamblea General para no tener que enfrentarse al veto estadounidense.

"Son cosas que no se pueden hacer a la vez", matizó Shtaye sobre ambas posibilidades, y agregó que "si no pasa en el Consejo entonces veremos qué hacer".

Ayer el presidente Barack Obama confirmó que EEUU "se opondría firmemente" si solicitaban el ingreso pleno como Estado, porque recurrir a la ONU sólo serviría de "distracción y no resolvería el problema".

En el encuentro con los periodistas, el último de un negociador palestino antes de que la delegación de la OLP viaje a Nueva York, Shtaye restó importancia a la posibilidad de no ser aceptados, y recordó que en el pasado otros países lo habían tenido que intentar varias veces.

"La decisión de ir a la ONU forma parte de una estrategia para pasar de un marco bilateral de conversaciones a un marco multilateral", abundó.

"No es el final del mundo, es abrir una ventana al proceso de paz", consideró sobre una estrategia que cuenta con el apoyo de más de 140 países pero con el rechazo de EEUU, Israel y algunos países dentro de la Unión Europea, que se inclinan por la opción negociadora como única solución posible al conflicto de Oriente Medio.

Según Shtaye, "no hay ninguna contradicción entre ir a la ONU y las negociaciones con Israel, a las que estamos abiertos si hay unos términos claros de referencia".

También descartó que, a estas alturas, la OLP pueda echarse atrás incluso si el Cuarteto de Madrid, que podría reunirse en los próximos días, emitiera una declaración para el inicio de negociaciones.