El capitán del Barcelona Carles Puyol ha vuelto hoy los terrenos de juego, durante el encuentro ante el Milán, dos meses y medio después de haberse sometido a una artroscopia por unos problemas en la rodilla izquierda.

El pasado 1 de julio, el defensa fue intervenido en el hospital Quirón de Barcelona, donde se le extrajo un cuerpo libre cartilaginoso procedente de la tróclea femoral, según informaron entonces los servicios médicos del club.

Puyol se vio obligado a pasar por el quirófano a final de temporada después de que no surtieran efecto los diversos tratamientos conservadores a los que se había sometido para solucionar una tendinopatía.

El plazo previsto para que el capitán volviera a jugar se calculó en dos o tres meses, por lo que la recuperación del capitán azulgrana ha evolucionado según lo previsto.

Aunque ya entró en la convocatoria del equipo en la pasada jornada de Liga ante la Real Sociedad, pese a que finalmente Guardiola prefirió no alinearlo, esta noche ante el Milan, en el debut del equipo en esta Liga de Campeones, Puyol por fin vivió su regreso en el minuto 66 de partido, en sustitución de Keita, ganándose una sonora ovación del Camp Nou.

El último partido que había jugado Carles Puyol fue la final de la Liga de Campeones ante el Manchester United, entonces tuvo una presencia testimonial, puesto que entró en el minuto 88.