Unos 366 millones de personas en todo el mundo sufren de diabetes y esa epidemia global va en aumento, dijeron el martes los funcionarios de salud.

La Federación Internacional de la Diabetes consideró "anonadante" el número de casos, ya que una persona muere cada 7 segundos a causa de la diabetes.

La federación solicitó medidas concretas para cesar la epidemia y pidió a las autoridades que se centren en las dolencias crónicas que serán analizadas la próxima semana en una reunión de las Naciones Unidas para fijar objetivos específicos que eviten los casos e invertir más en investigaciones. Los especialistas agregaron que el cuidado de la diabetes debería ser integrado en las clínicas de salud locales.

"El reloj no se detiene para los líderes del mundo", dijo el presidente del grupo, Jean Claude Mbanya. "Esperamos resultados en su encuentro de la próxima semana en las Naciones Unidas que detengan la marcha ascendente de la diabetes".

Las cifras fueron anunciadas en Lisboa, durante el encuentro europeo del grupo, una organización que representa asociaciones de más de 160 países.

La diabetes causa anualmente 4,6 millones de víctimas y se gastan anualmente 465 millones de dólares en su tratamiento. Incluye la diabetes del Tipo 1 y Tipo 2.

La diabetes del Tipo 1 afecta principalmente a los niños y jóvenes que no pueden generar insulina. La diabetes del Tipo 2 es más común y con frecuencia va unida a la obesidad. Ocurre cuando el organismo no produce suficiente insulina para asimilar la glucosa, elevando el nivel de azúcar en el torrente sanguíneo.

La dolencia puede ser controlada con la dieta, ejercicio y medicinas, aunque niveles de glucosa cronológicamente elevados dañan el tejido nervioso, lo que puede ocasionar insuficiencia renal, ceguera y amputaciones.

En junio, un estudio publicado en la revista médica Lancet estimó que el número global de diabetes se ha duplicado con creces en las últimas tres décadas y puso la cifra en 347 millones.

Los especialistas consideran que el aumento de los casos de diabetes se debe en gran parte al envejecimiento de la población — ya que esa dolencia se manifiesta en la medianía de la vida — y al crecimiento poblacional, aunque la obesidad también haya contribuido a la propagación.

___

En internet:

www.easd.org