La guardia civil detuvo a un marroquí que arrojó al mar a dos inmigrantes a los que intentaba introducir sin autorización a España en moto acuática cuando fue detectado por las autoridades en aguas del estrecho de Gibraltar.

Uno de los extranjeros falleció ahogado, mientras que el otro consiguió nadar hasta la orilla y salvar la vida, informó el martes la guardia civil en un comunicado.

El incidente tuvo lugar el pasado 9 de septiembre cerca de la localidad de Tarifa, al sur de España. El marroquí detenido, que no fue identificado, fue acusado de sendos delitos de homicidio imprudente y contra el derecho de los ciudadanos extranjeros.

Decenas de personas del Africa subsahariana tratan cada año de alcanzar Europa en embarcaciones precarias a través de la costa sur española y las Islas Canarias.