El asalto insurgente que duró dos días en el corazón de la capital afgana terminó con todos los atacantes muertos, dijo el miércoles el gobierno.

El Ministerio del Interior informó que el área alrededor donde los atacantes se resguardaban ahora es segura.

El jefe de la unidad policial que supervisó la operación dijo que los últimos seis atacantes fueron eliminados dentro del edificio en un importante círculo de tráfico en la capital afgana, Kabul.

Abdul Ghafar Sayedzada agregó que no había insurgentes vivos en la estructura.

Dijo que las fuerzas de seguridad afganas subieron al techo del edificio después de un lento operativo de despeje que se extendió hasta la mañana del miércoles.