En México se violan sistemáticamente los derechos de los trabajadores y el Gobierno de este país combate a los sindicatos, afirmó hoy el secretario general del Sindicato de Telefonistas mexicano Francisco Hernández Juárez en el Congreso de EE.UU..

El también miembro del Congreso de México, quien participó en una conferencia en el Capitolio con otros dirigentes gremiales, añadió que su país "es el campeón mundial de la mala distribución de la riqueza" y que "en México no se resolverá la pobreza mientras no haya sindicatos libres y democráticos".

En la conferencia, el presidente del Sindicato de Trabajadores Metalúrgicos de Estados Unidos, Leo Gerard, sostuvo que "los derechos de los trabajadores (en México) han sufrido notablemente desde el comienzo del Tratado de Comercio de América del Norte en 1994".

"Pero la situación se ha agravado durante la gestión del presidente Felipe Calderón", afirmó.

"Está claro que bajo las estipulaciones del Tratado, los trabajadores mexicanos deberían ejercer libremente sus derechos a organizarse, a elegir sus dirigentes, y a la negociación de contratos colectivos", dijo Gerard.

El representante Michael Michaud, demócrata de Ohio y un exmiembro del Sindicato de Siderúrgicos de EE.UU., recordó que durante los debates previos a la promulgación y ratificación del Tratado de Comercio de América del Norte, a comienzos de la década de 1990, se dijo "que el pacto elevaría los niveles de vida en Estados Unidos, Canadá y México".

"También se nos dijo que el tratado resolvería el problema de la migración ilegal", añadió. "Eso fue falso entonces y lo es ahora", agrega.

Michaud recomendó a sus colegas legisladores de Estados Unidos que consideren el ejemplo de México mientras debaten los tratados de comercio propuestos con Colombia, Panamá y Corea del Sur.

"Yo sigo esperando para ver un solo acuerdo comercial que haya creado empleos y haya mejorado la vida de los trabajadores", concluyó Michaud.

Hernández comentó que el tratado de comercio "se insertó en la política económica inducida por el Fondo Monetario Internacional desde la crisis de la deuda mexicana en 1982 y se nos dijo que nos convertiría en una economía de mercado, una economía desarrollada".

"El año pasado todos los países de América Latina tuvieron aumento del sueldo real y disminuyeron la pobreza", continuó.

"México fue el único con baja del sueldo real y aumento de la pobreza", agregó.

El representante del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros y Metalúrgicos de México, Marco del Toro, dijo que "mientras Estados Unidos brega para preservar sus empleos tiene una competencia ilegal desde México porque las condiciones laborales no son las correctas".

"Uno creería que Estados Unidos quiere un México fuerte, y con derechos firmes de sus trabajadores", agregó Del Toro.

Según el dirigente gremial, "el minero mexicano gana mucho menos que el estadounidense y extrae el mismo mineral que se cotiza en los mismos mercados internacionales ¿Dónde elegiría usted poner su empresa?"