La Oficina del Censo informó que el número de hispanos que viven por debajo de la línea de pobreza Unidos aumentó de 12,3 a 13,2 millones de personas en 2010, un indicador de que la comunidad latina está cada vez más vulnerable a la situación económica que enfrenta el país.

Así lo expresó el presidente de United States Hispanic Leadership Institute, Juan Andrade. "Estos índices de pobreza demuestran que cuando hay un impacto negativo en la economía los hispanos somos los primeros que nos vemos afectados", señaló el martes en entrevista .

Para la oficina del Censo el nivel de pobreza se alcanza cuando una familia de cuatro personas tiene un ingreso anual inferior a 22.314 dólares. Para personas solas este umbral se alcanza cuando los ingresos son menores a los 11.139 dólares.

"Que haya casi un millón más de hispanos pobres en Estados Unidos es un tema muy delicado y es el reflejo del impacto de la recesión y la falta de empleo que existe en el país", expresó Andrade.

Este es el caso de Ricardo Rivera, un colombiano que llegó a estados Unidos en 1995 y ha visto como cada año ha disminuido su ingreso significativamente. Debido a que en 2010 tuvo un ingreso por 18.500 dólares, con los que tiene que sostener a su esposa y dos hijas, ahora hace parte de ese 26,6% de hispanos que viven en la pobreza.

"Hace 10 años ganaba más de 45.000 dólares al año, gracias a que el trabajo de la construcción estaba a flote. Pero desde hace tres años sólo trabajo esporádicamente y lo que gano no me alcanza para pagar los gastos necesarios para mantener a mi familia", dijo.

Para Andrade, los datos de pobreza van de la mano con el aumento de la población registrado en el Censo de 2010, pues al no haber nuevas fuentes de trabajo se ve reducido el nivel de ingresos. El crecimiento entre 2000 y 2010 fue de 43%. Actualmente hay 50,5 millones de hispanos en Estados Unidos.

"La situación económica de los latinos seguirá empeorando durante los próximos dos o tres años, ya que será muy difícil revertir ese comportamiento. Para cambiar la tendencia se requiere de muchos elementos con los que no se cuentan, como la creación de empleos permanentes y salarios decentes", dijo Andrade.

De acuerdo con el informe "Ingreso, pobreza y cobertura de seguro médico en Estados Unidos: 2010" divulgado el martes, el 15,1% de los hispanos vivían en 2010 por debajo de la línea de pobreza, el equivalente a 46,1 millones de personas a nivel nacional. Se registró un aumento del 0,8% en comparación con 2009.

Según la oficina del Censo, este es el cuarto incremento anual consecutivo y el número más elevado desde 1959, cuando comenzaron a publicarse las estimaciones de pobreza.

Por regiones, el informe señala que la tasa de pobreza entre los hispanos aumentó levemente en todas las regiones de Estados Unidos con excepción del Oeste en donde se mantuvo en el 25%. En el Noreste se observó un crecimiento de 2,5% en el medio oeste de 0,7%, mientras que en el Sur fue de 2,4%

Asimismo, las cifras señalaron una caída de 2,3% en el ingreso promedio de las familias hispanas. En 2010 la media de ingresos anuales en los hogares hispanos fue de 37.759 dólares, comparados con los 38.667 de 2009.

A nivel nacional el ingreso promedio fue 49.445 dólares, una disminución de 2,3% en comparación con 2009.

La raza es un factor determinante en la situación económica y de ingresos de las familias. Los asiáticos y blancos lideran el ingreso promedio con 64.308 dólares y 51.846 dólares, respectivamente. Los negros se encuentran después de los hispanos con 32.068 dólares.

Las estadísticas de 2010 también muestran que 1,1 millones de hispanos dejaron de contar con la cobertura de seguro médico, que pasó de 15,4 en 2009 a 15,3 millones en 2010.

A nivel nacional cifra de personas sin cobertura médica llegó al 16,3% al pasar de 49 millones en 2009 a 49,9 millones en 2010.