Barcelona, Milan y Arsenal pusieron a rodar la fase de grupos de la Liga de Campeones con empates, mientras que Chelsea fue el único favorito que consiguió un claro triunfo al derrotar 2-0 a Bayer Leverkusen.

El Barsa recibió al Milan en el duelo estelar de la jornada y el club italiano empató 2-2 en los descuentos con un tanto del brasileño Thiago Silva. Arsenal igualó 1-1 en su visita a Borussia Dortmund, que también empató el marcador con un tanto de Ivan Perisic en los minutos finales.

En otros resultados, Valencia y Genk no se hicieron daño en Bélgica; Marsella superó 1-0 al Olympiakos con un gol del argentino Luis González; Porto venció 2-1 a Shakhtar Donetsk con un par de goles brasileños; APOEL derrotó 2-1 a Zenit de San Petersburgo; y Viktoria Plzen empató 1-1 con BATE Borisov.

La primera fecha de la fase de grupos se completa el miércoles con los partidos Manchester City-Napoli, Villarreal-Bayern Munich, Lille-CSKA Moscú, Inter-Trabzonspor, Basilea-Otelul Galati, Benfica-Manchester United, Dínamo Zagreb-Real Madrid y Ajax-Lyon.

Un dominio casi completo del Barcelona se vio anulado por goles del Milan en el primer y último minuto del partido en el estadio Camp Nou, en ambos casos por cortesía de futbolistas brasileños.

"La verdad es que ésta es la Champions: te meten un gol y al final se te queda cara de tonto", dijo el defensor brasileño del Barsa Dani Alves, según la agencia Europa Press.

Alexandre Pato abrió la cuenta con una brillante maniobra individual, en la que les ganó las espaldas a varios jugadores del Barsa con una gran aceleración y superó al portero Víctor Valdés con un remate entre las piernas.

Luego vino el habitual dominio del balón del Barcelona, que controló la pelota casi a su antojo e igualó a los 36 con un gol de Pedro Rodríguez gracias a una extraordinaria jugada de Lionel Messi: el astro argentino superó a la defensa rossonera con un autopase por la banda izquierda y tocó el balón a la boca del arco para que su compañero lo empujara.

David Villa le dio ventaja al Barcelona con un tiro libre perfecto a los 50, pero cuando el triunfo parecía firmado, el zaguero Thiago Silva cabeceó un córner de Clarence Seedorf para darle el empate al Milan.

"Podríamos haber jugado mejor luego que Barcelona se puso arriba", dijo el entrenador milanista Massimiliano Allegri. "Pero estoy contento porque el equipo no se derrumbó hasta que encontramos el empate al final".

Como si fuera poco, la enfermería del Barsa recibió un nuevo paciente cuando Andrés Iniesta abandonó la cancha a los 38 minutos por una rotura del bíceps femoral de la pierna izquierda. El Barsa venía de empatar el fin de semana 2-2 con la Real Sociedad, en un encuentro que ganaba 2-0 y en el que perdió por unos dos meses al delantero chileno Alexis Sánchez.

"Hicimos un gran trabajo, pero nos faltó rematar el partido", dijo Alves. "Y si no rematas, es complicado".

Arsenal, que tuvo que disputar una fase preliminar para ingresar a la etapa de grupos, le ganaba 1-0 al monarca alemán con un gol de Robin van Persie a los 42 minutos.

Sin embargo, Perisic remató de volea a los 88 tras un rebote mal despejado y Borussia Dortmund empató 1-1 en el encuentro por el Grupo F.

Chelsea no dio pie a las sorpresas y despachó a Bayer Leverkusen con tantos del brasileño David Luiz a los 67 minutos y el español Juan Mata en el minuto final.

En Atenas, "Lucho" González anotó a los 51 minutos al aprovechar una brecha en la defensa griega para empujar un centro de Jeremy Morel ante su ex compañero en River Plate, el arquero de Olympiakos Franco Costanzo.

"Olympiakos es un gran club con simpatizantes excelentes", dijo el entrenador de Marsella Didier Deschamps. "No le ganamos a un equipo chico hoy, pero manejamos la presión bien".

En Porto, el brasileño Kleber hizo el gol del triunfo del club portugués a los 51 minutos, con un buen pase del colombiano James Rodríguez.

Shakhtar, que terminó el encuentro con nueve jugadores, abrió la cuenta a los 12 minutos con un gol del brasileño Luiz Adriano con la ayuda del portero Helton, que no controló bien el balón.

El brasileño Hulk empató justo antes del entretiempo con un tiro libre desde unos 25 metros.

El equipo ucraniano quedó con 10 jugadores por la expulsión de Yaroslav Rakitskiy antes del descanso y luego con nueve cuando Dmytro Chygrynskiy recibió su segunda tarjeta amarilla del encuentro a los 80.

En otro festín de goles verdeamarelos, los brasileños Gustavo Manduca y Aílton anotaron las dianas en la victoria de APOEL en Chipre.