Aviones de la OTAN castigaron a los gadafistas en los reductos más cercanos al dictador Moamar Gadafi, anunció el martes la alianza, al quedar atascada la ofensiva lanzada por las fuerzas revolucionarias contra una aldea leal al derrocado hombre fuente de Libia.

La alianza militar dijo que sus bombardeos destruyeron el lunes por la noche un sistema de radar, ocho baterías de cohetes antiaéreos, cinco remolques para pertrechar las baterías, un vehículo blindado y dos vehículos de mando cerca de Sirte, la aldea natal de Gadafi, en la costa mediterránea.

La OTAN, que desempeñó un cometido crucial en destruir gran parte del aparato bélico de Gadafi durante los siete meses de guerra civil libia, agregó que dañó además seis tanques y dos vehículos blindados en Sabha, en el desierto meridional.

Esas dos ciudades, junto con Beni Walid al sudeste de la capital, son los bastiones primarios de los seguidores de Gadafi que quedan en el país más de tres semanas después que las fuerzas revolucionarias capturaran Trípoli el 21 de agosto, poniendo fin a casi 42 años de dictadura de Gadafi.

El derrocado dictador, cuyo paradero no es conocido, pidió el lunes a sus seguidores que sigan combatiendo, en un breve mensaje leído por la televisión siria Al-Rai.

Los partidarios de Gadafi, según los cuales siguen en Libia, ofrecieron enconada resistencia en Bani Walid, a unos 140 kilómetros (90 millas) al sudeste de Trípoli, y rechazaron numerosos asaltos de las fuerzas revolucionarias para capturar la aldea desde que lanzaron el viernes una ofensiva en tenaza.

Los antiguos insurgentes dijeron haber capturado la mitad norte de Bani Walid, aunque no lograron avanzar más desde hace varios días.

Mientras tanto, los residentes seguían abandonando el martes Bani Walid, huyendo de la lucha y el deterioro de las condiciones de vids. Los residentes dijeron que no hay electricidad ni agua corriente en la aldea, y que los comercios se están quedando sin alimentos.

___

Al-Shalchi contribuyó a este artículo desde Wadi Dinar, Libia. El redactor de Associated Press Jamal Halaby lo hizo desde Aman, Jordania.