El ex capitán de la selección brasileña Sócrates no muestra síntomas de hemorragia interna pero permanece en terapia intensiva, dijeron el martes sus médicos.

Sócrates permanece en condición estable, pero sedado y conectado a un respirador mecánico, dijeron los médicos del hospital Albert Einstein en un comunicado.

El ex futbolista, de 57 años, debió ser internado de urgencia la semana pasada por segunda vez en corto tiempo por hemorragias internas causadas por la alta presión en la arteria que lleva sangre del sistema digestivo al hígado.

Sócrates, que nunca ocultó su alto consumo de alcohol, fue capitán de Brasil en el Mundial 1982 y también jugó en el de 1986. Se ha convertido en un popular columnista y comentarista televisivo, de fútbol y otros temas.