Dos años después de que Michael Jackson muriera sumamente endeudado, su patrimonio ha generado más de 310 millones de dólares, lo que le permitió a los albaceas de sus bienes distribuir un pago de 30 millones de dólares a la madre de Jackson y a los hijos del astro.

Con el dinero tambíen se beneficiarán varias organizaciones caritativas, según documentos judiciales presentados el martes.

Los albaceas también revelaron que la madre de Jackson, Katherine, planea vender la legendaria propiedad de la familia en Encino y que quiere que negocien la compra de una nueva residencia para ella y los hijos del cantante: Paris, Prince y Michael Joseph Jr., conocido como Blanket.

La propiedad en Encino, donde creció Jackson y varios de sus hermanos vivieron en una casa rústica cerca de la de sus padres, fue valuada en 4,15 millones de dólares en 2010, pero desde entonces le han hecho muchas remodelaciones. Katherine Jackson y los chicos la dejaron y han vivido en una casa rentada en Calabasas, que está a la venta por 10 millones de dólares. Los albaceas dijeron que la madre de Jackson ha encontrado otras casas de ese precio que cumplirían con sus necesidades y las de los niños.

Los albaceas, John Branca y John McClain, agregaron que los fiduciarios y la oficina del secretario de justicia de California, que representa a las organizaciones no lucrativas como beneficiarias del patrimonio, han presionado para que se distribuyan los fondos.

Branca y McClain presentaron una descripción detallada de las finanzas del patrimonio desde la muerte de Jackson el 25 de junio de 2009. Para finales de 2010 los bienes habían producido más de 310 millones de dólares en ingresos brutos.

"Desde esa fecha sus bienes han seguido generando ingresos adicionales", dijeron los albaceas.

Otro de los aspectos importantes es que lograron refinanciar y asegurar los intereses del patrimonio sobre el catálogo de música de Jackson, Mijac, y el catálogo de distribución de Sony/ATV, que incluye parte del catálogo de los Beatles.

Agregáron que redujeron las obligaciones de pagos del cantante por más de 90 millones de dólares y refinanciaron préstamos con tasas de interés más bajas. También se beneficiaron del estreno de la película póstuma "This Is It" y dijeron que pudieron liquidar decenas de deudas, así como los impuestos por el ingreso de Jackson.

Otras deudas siguen sin ser pagadas, según los documentos, pero la fecha límite para que los acreedores las reclamaran ya expiró.

"Por varias razones, incluyendo casos pendientes y auditorías fiscales pendientes, la administración de los bienes todavía no podrá ser concluida", dice el documento. También dijeron que disponen de 90 millones de dólares en efectivo.

Agregeron que los 30 millones son una distribución preliminar del fideicomiso y que se entregará más dinero a los beneficiarios en el futuro.

Una audiencia para que un juez apruebe el plan de administración está programada para el 28 de septiembre.