Una racha positiva de último minuto impulsó los mercados financieros de Estados Unidos para que registraran apenas su segundo día con ganancias de este mes. Los principales índices pasaron gran parte del día con pérdidas debido a los temores de que Grecia se esté acercando a la cesación de pagos de su deuda.

El rendimiento de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años llegó a otro récord mínimo debido a que los inversionistas compraron deuda norteamericana por el temor de que la crisis de deuda en Europa se propague. El euro cayó a un mínimo en su paridad con el dólar.

El índice industrial Dow Jones subió 68,99 puntos (0,6 para cerrar en 11.061,12. Todas las ganancias se registraron en los últimos 10 minutos de operaciones. El Dow llegó a perder hasta 167 puntos poco después de las 2 de la tarde. Los corredores dijeron que una combinación de factores técnicos y reportes de que China estaba comprando bonos italianos provocaron las compras.

"En los últimos días, los mercados han estado presionados a la baja tanto que es como si alguien trata de sumergir un balón en agua", dijo Sam Stovall, estratega de inversiones en jefe de Standard & Poor's Equity Research. "Va a salir disparado aunque sea por un breve periodo".

El índice S&P 500 subió 8,04 unidades (0,7, a 1.162,27. Había perdido hasta 18 puntos. Las acciones relacionadas con tecnología tuvieron un mejor desempeño que el mercado en general luego del anuncio de un acuerdo de semiconductores. El índice compuesto Nasdaq avanzó 27 unidades (1,1%) a 2.495,09.

J.J. Kirnahan, jefe estratega de opciones en T.D. Ameritrade, dijo que los inversionistas no deben considerar las ganancias del día como señal de una tendencia a largo plazo. "Si mañana recibimos cualquier indicio de que China en realidad no está involucrándose (en la compra de bonos), entonces podemos prever que habrá una venta generalizada".

Las preocupaciones sobre la crisis de la deuda de Europa llevó a los operadores a los bonos del Tesoro, lo que empujó el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años a 1,87%, el más bajo desde que el Banco de la Reserva Federal de San Luis comenzó a llevar registros diarios en 1962. Durante la crisis financiera de finales de 2008, el rendimiento a 10 años cayó a un mínimo de 2,05%.

Los inversionistas temen que Grecia podría ser incapaz de pagar su deuda, lo que llevaría a más trastornos en los mercados financieros mundiales. También les preocupa que las agencias de calificación crediticia puedan reducir la nota de los bancos franceses debido a sus tenencias de bonos griegos. Eso marcaría la propagación de los problemas de deuda en Europa desde los países periféricos, como Grecia e Irlanda, hasta el corazón del sistema financiero europeo.

"Todas estas cosas juntas me preocupan", dijo Douglas Cote, estratega jefe de mercado de ING Investment Management. "Con los bancos de Europa bajo tanta coacción y Grecia cerca de un incumplimiento inminente, no se puede decir que Estados Unidos esté aislado de esos problemas. No me lo voy a creer".

La renuncia de un funcionario clave del Banco Central Europeo junto con los temores sobre una nueva recesión en Estados Unidos dio lugar a una liquidación el viernes en el mercado bursátil. El promedio industrial Dow Jones y el índice Standard & Poor's 500 han caído en seis de las últimas siete semanas. Antes del lunes, el Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq habían registrado ganancias tan sólo un día de este mes, el pasado miércoles.

En otros mercados, el DAX alemán retrocedió a 5.072,33, mientras que el CAC-40 francés cayó 4% a 2.854,81. El FTSE 100 británico perdió 1,6% y cerró a 5.129,62.

Más temprano, el Nikkei 225 japonés cayó 2,3% a 8.535,67, su cierre más bajo desde abril de 2009.