Reggie Wayne reunió a la ofensiva de Indianápolis en la banda en el cuarto cuarto del encuentro frente a los Texans de Houston el domingo y compartió un mensaje simple.

"Vamos a estar bien", dijo Wayne a sus compañeros.

Fue una plática motivacional que necesitaban los Colts en un día en que fueron dominados por los Texans 34-7 con Peyton Manning afuera con una lesión en el cuello.

Matt Schaub lanzó para 220 yardas y una anotación, Ben Tate corrió para 116 yardas y otro touchdown en sustitución de Arian Foster, y los Texans tomaron ventaja de los errores del reemplazo de Manning, Kerry Collins, para llevarse la victoria.

Manning, el cuatro veces nombrado Jugador Más Valioso, ni siquiera viajó con el equipo a Houston mientras se recupera de su tercera cirugía de cuello en 19 meses. Su racha de 227 partidos como titular, incluyendo playoffs, terminó.

Wayne se mantuvo optimista a pesar del difícil arranque y finalizó su discurso del cuarto período, diciendo al equipo que "no hay motivo para preocuparse".

"Estuvimos en la misma posición el año pasado y aún así cumplimos nuestra meta y esa es quedarnos con nuestra división", dijo Wayne.

Se refirió a los Colts perdiendo 34-24 frente a los Texans en el partido de la semana 1 de la temporada pasada y aún así llegar a los playoffs e insistió que esta derrota no es diferente.

"No sabremos si esto hubiera sido diferente si el 18 (Manning) estuviera aquí", dijo Wayne. "Pero los que estamos aquí debemos lidiar con esto. Hasta el momento parece el año pasado. Vinimos y perdimos. Tenemos que sacar algo de provecho de todo esto, y creo que lo haremos".

Collins de 38 años fue sacado del retiro hace menos de tres semanas para asumir la ofensiva. Basados en el primer partido, los Colts necesitan encontrar otra solución.

Collins perdió el balón en centros consecutivos que pusieron la mesa para anotaciones de los Texans en el primer cuarto, y fue detenido atrás en tres ocasiones. No tiró intercepciones, pero los Colts sumaron apenas 236 yardas y 15 primeras oportunidades frente a la defensiva 3-4 de Houston guiada por el nuevo coordinador Wade Phillips.

Mientras que en East Rutherford, Nueva Jersey, Rex Ryan deseaba enormemente darle este triunfo al área de Nueva York — y sus Jets lo hicieron.

Pero no fue nada fácil.

Nick Folk conectó un gol de campo de 50 yardas a 27 segundos del final el domingo para dar a los Jets de Nueva York una victoria de 27-24 sobre los Cowboys de Dallas en el último partido del primer domingo de actividad de la NFL.

Durante la semana, Ryan dijo que sentía la obligación de ganar por el área de Nueva York en el primer partido del equipo de la temporada, sobre todo porque los Jets rendirían un homenaje a las víctimas de los ataques terroristas del 11 de septiembre y a sus familias antes del partido y al medio tiempo. También deseaba sacar lo mejor de su hermano gemelo, Rob, dado que su padre Buddy se encontraba entre el público.

Mark Sánchez completó 26 de 44 pases para 335 yardas y conectó pases de anotación con Dustin Keller y Plaxico Burress, quien jugó en un partido de temporada regular por primera vez en casi tres años. La última ocasión en que Burress jugó fue con los Giants en 2008 antes de que fuera sentenciado a pasar 20 meses en prisión por posesión de arma de fuego sin licencia.

Los Jets tuvieron un partido limpio al no cometer faltas, a diferencia de las siete de los Cowboys, y de paso arruinaron el debut de Jason Garrett como entregador de tiempo completo con Dallas luego que la temporada pasada terminara con una foja de 5-3 en su papel de entrenador interino.

En los resultados del resto de la jornada del domingo, Baltimore venció 35-7 a Pittsburgh, Chicago 30-12 a Atlanta, Cincinnati 27-17 a Cleveland, Jacksonville 16-14 a Tenesí, Buffalo 41-7 a Kansas City, Filadelfia 31-13 a San Luis, Detroit 27-20 a Tampa Bay, Arizona 28-21 a Carolina, San Diego 24-17 a Minnesota, San Francisco 33-17 a Seattle, y Washington 28-14 a Nueva York (Gigantes).