Los rebeldes que luchan por derrocar al líder libio Moamar Gadafi cometieron homicidios ilegales y torturas, afirmó Amnistía Internacional en un informe publicado el martes.

El informe de más de 100 páginas, basado en tres meses de investigación en Libia, no establece una equivalencia entre los crímenes de los partidarios de Gadafi y los de los antiguos rebeldes, que ahora detentan el poder en Trípoli: los crímenes de las fuerzas de Gadafi fueron peores, la lista de ellos es más larga, y podrían constituir crímenes de lesa humanidad, asevera el informe.

Pero también señala que los crímenes de los rebeldes no fueron insignificantes.

"Los miembros y simpatizantes de la oposición, estructurada en términos generales bajo la dirección del Consejo Nacional de Transición (CNT) ... también han cometido abusos contra los derechos humanos, en algunos casos equivalentes a crímenes de guerra, aunque en menor escala", señaló el informe de Amnistía.

Dijo que los partidarios de la oposición "mataron ilegalmente" a más de una docena de partidarios de Gadafi y funcionarios de seguridad entre abril y principios de julio. Y justo después que los rebeldes tomaron el control del este de Libia, según el informe, rabiosos grupos de partidarios de los rebeldes "fusilaron, ahorcaron y mataron mediante linchamiento" a decenas de soldados capturados y supuestos mercenarios con impunidad.

Mohamed al-Alagi, ministro de Justicia de las autoridades de transición de Libia, dijo que describir las acciones de los rebeldes como crímenes de guerra era un error.

"Ellos no son militares, sólo son gente común", dijo al-Alagi. Aunque los rebeldes han cometido errores, reconoció, estos no pueden ser descritos como "crímenes de guerra en absoluto".

Además, el informe dijo que ambos bandos fomentaron el racismo y la xenofobia, lo que provocó que los africanos subsaharianos fueran, cada vez más, víctimas de ataques, robos y maltratos de parte de los libios en general.

"En febrero, había un rumor acerca de que Gadafi utilizaba a las personas negras como mercenarios, eso está mal", dijo el lunes en Bruselas a Associated Press Television News Nicolas Beger, director de la oficina de Instituciones Europeas de Amnistía Internacional. "Sin embargo, el CNT no ha hecho mucho para frenar ese rumor y ahora hay un montón de represalias contra los subsaharianos. Estuvieran involucrados o no con las fuerzas de Gadafi, ellos están en riesgo real de ser sacados de su trabajo, de sus hogares o de la calle para ser torturados o asesinados".

Beger también dijo que los abusos se siguen cometiendo bajo el nuevo gobierno.

El informe también señala una amplia lista de crímenes presuntamente cometidos por el régimen de Gadafi.

El informe de Amnistía Internacional, con sede en Gran Bretaña, se basa en una visita a Libia entre el 26 de febrero y el 28 de mayo, e incluyó eventos hasta finales de julio.

____

Mark D. Carlson contribuyó a este despacho. Don Melvin está en Twitter como http://twitter.com/Don(guionbajo)Melvin