El presidente del Banco de Francia (BdF), Christian Noyer, aseguró hoy que los bancos franceses pueden hacer frente a cualquier escenario en Grecia.

"Sea cual sea el escenario griego (...) los bancos franceses tienen los medios para hacerle frente" porque "no tienen problemas de liquidez ni de solvencia", señaló Noyer en un comunicado.

Por lo que se refiere a liquidez, precisó Noyer, el "colateral movilizable a nivel del Eurosistema es de 5.000.000 millones de euros y actualmente el Eurosistema refinancia a los bancos al nivel de 500.000 millones de euros en el marco de las operaciones de refinanciación en las que la cantidad es limitada".

"En lo que se afecta a la solvencia, los bancos franceses ya han añadido en 2 años 50.000 millones de euros a sus fondos propios y van a continuar aumentándolos con vistas a la aplicación de (los acuerdos de) Basilea 3", agregó el presidente del Banco de Francia en relación a la reglamentación que prevé que los bancos aumenten sus fondos propios del 3,5 % actual al 10,5 %.

Los bancos franceses están sintiendo especialmente la presión de los mercados. Societé Générale (SG), por ejemplo, ha perdido un 21,5 % de su valor en la última semana. A media sesión de hoy, ese banco se dejaba más de un 9 % en el parqué.

Las declaraciones de Noyer no tuvieron un impacto inmediato en el CAC-40, que a medio día se mantuvo en la misma línea que el resto de la sesión.

El índice de referencia de la Bolsa de Francia perdía un 4,11 % y se situaba al mediodía en los 2 852.48 puntos, es decir, un 25 por ciento menos que el valor que tenía en enero de 2011 y un 43,6 % menos que hace cinco años.