El Gobierno de Japón calificó hoy de "inaceptable" la reciente visita oficial del secretario del Consejo de Seguridad Nacional de Rusia, Nikolái Pátrushev, a las disputadas islas Kuriles, reclamadas por Tokio.

El Ejecutivo nipón criticó a través de su ministro portavoz, Osamu Fujimura, al viaje efectuado este domingo por Pátrushev a las islas de Kunashiri y Habomai, donde permaneció un total de cinco horas, según la agencia local Kyodo.

Pátrushev, antiguo responsable del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB), está considerado un asesor cercano al primer ministro ruso, Vladimir Putin, quien recientemente aprobó una inversión adicional de casi 30 millones de euros para desarrollar infraestructura en las Kuriles.

Las cuatro islas Kuriles meridionales (Kunashiri, Etorofu, Shikotan y Habomai), ricas en pesca y productos como oro, plata, hidrocarburos y titanio, pertenecían históricamente a Japón y fueron anexionadas por la Unión Soviética al término de la II Guerra Mundial.

El Gobierno japonés defiende que las islas son parte "ancestral e inalienable" de su territorio pero no cierra la puerta a una solución negociada, mientras Moscú considera "incuestionable" su soberanía.

En noviembre del año pasado, el presidente ruso, Dmitri Medvédev, protagonizó la primera visita de un mandatario ruso a las Kuriles, lo que desató duras críticas de Tokio, que llamó a consultas a consultas a su embajador en Moscú.

Desde entonces el Gobierno nipón ha reaccionado a cada viaje de un representante ruso a las islas, sin que la visita en febrero pasado del entonces ministro nipón de Exteriores, Seiji Maehara, a Moscú abriera las puertas a una posible negociación del contencioso.