La 30 Convención Minera, Perumin, que reúne a cientos de empresarios peruanos mineros, se inauguró hoy en la ciudad de Arequipa con el llamado del Gobierno a evitar los conflictos sociales que reclaman por la contaminación del medio ambiente en este país.

El ministro de Comercio Exterior, José Luis Silva, declaró en el acto inaugural que a través de la convención se busca "evitar los conflictos y reconocer que la minería permite el desarrollo de cada región".

En otro acto oficial, el presidente peruano, Ollanta Humala, había comentado hoy que su país tiene más de 220 conflictos sociales y que, según el reporte de la Defensoría del Pueblo, responden a reclamaciones por contaminación ambiental por la extracción de minerales o hidrocarburos.

Durante los cinco días de duración de Perumin los organizadores esperan reunir a 5.000 expositores de 26 países y 40.000 participantes, que visitarán una serie de exhibiciones paralelas.

El subdirector de Promoción Minera del Ministerio de Energía y Minas, Walter Sánchez, informó, en el marco de la convención, que la cartera de proyectos mineros en Perú alcanza este año los 50.000 millones de dólares.

Las regiones sureñas de Arequipa, Moquegua, Tacna y Cuzco concentran el 60 % de la producción nacional de cobre, con más de 719.000 toneladas producidas (desde agosto del 2010 a julio de 2011), informó un reporte de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía.

La producción nacional de cobre en ese periodo fue de 1,2 millones de toneladas métricas, agregó la fuente.

Por su parte, el presidente de la Exhibición Tecnológica Minera (Extemin), Ottmar Ravich, dijo que 8 millones de peruanos se benefician con los programas sociales y de desarrollo sostenible en los que trabajan las empresas mineras en el país.

Ravich destacó la inversión social que realizan las mineras en Perú porque, comentó, "con ello se podrá elevar la productividad y la calidad de los peruanos, sobre todo de las zonas más necesitadas".

Una de las atracciones instaladas en la convención es una réplica de la cápsula Fénix 2 utilizada en el rescate de los 33 mineros de la mina San José en el norte de Chile.