Los cadáveres de 10 haitianos fueron recuperados del mar frente a las islas Turcas y Caicos luego que el capitán de un barco de contrabando obligase a los inmigrantes ilegales a amontonarse en una lancha desvencijada cerca de los arrecifes costeros, dijeron las autoridades.

Kendol Morgan, un portavoz del gobierno de la dependencia británica, dijo el domingo que al menos 10 migrantes se ahogaron por la mañana cuando eran transferidos a la costa en una lancha de madera. Dijo que el barco del contrabandista haitiano había ingresado ilegalmente a las aguas de Turcas y Caicos.

Los cadáveres de los haitianos, cinco mujeres y cinco hombres, fueron recuperados por equipos de búsqueda y rescate, dijo Morgan. No estaba claro de inmediato si había niños a bordo.

"Parece que la mayoría de los pasajeros del bote se ahogaron", dijo Morgan desde la dependencia británica en el Caribe, que está ubicada entre Haití y las Bahamas. "Esos acontecimientos trágicos muestran lo peligroso que es tratar de entrar ilegalmente a las islas en bote".

Morgan dijo que los sobrevivientes eran interrogados por la Policía, pero no pudo decir exactamente cuántos sobrevivientes había ni cuántos migrasteis se pensaba que iban en el barco del contrabandista.

Se realizaron varios arrestos y la Policía del territorio estaba investigando, junto con agentes de inmigración y aduanas. No estaba claro si el capitán del barco fue capturado.