Un día después del 10mo aniversario de los ataques del 11 de septiembre, un ex funcionario del gobierno de Obama predijo que no habrá tregua en la amenaza de al-Qaida para Estados Unidos.

Michael Leiter, el recién retirado jefe del Centro Nacional de Contraterrorismo, dijo el lunes que al-Qaida aún pretende atacar por cualquier medio posible, incluyendo armas no convencionales, como agentes biológicos.

Leiter dijo ante una audiencia reunida en el Centro Woodrow Wilson que la dirigencia de al-Qaida será eclipsada en la próxima década por facciones peligrosas, como al-Qaida de la Península Arábiga, fincada en Yemen.

También dijo que los ataques aéreos contra al-Qaida en Pakistán efectuados por aviones no tripulados son el arma más efectiva contra el grupo.

Pero agregó que es probable que al-Qaida logre con el tiempo superar las defensas antiterroristas de Estados Unidos.