Un hombre sentenciado en Estados Unidos por espionaje a favor del gobierno cubano quiere que un juez federal le permita regresar a Cuba cuando salga de prisión el mes próximo.

Pero fiscales federales dicen que René González, de 55 años, debe quedarse en Estados Unidos hasta cumplir sus tres años de libertad condicional. González deberá quedar en libertad el 7 de octubre luego de más de 13 años tras las rejas. Tiene doble ciudadanía: estadounidense y cubana.

El abogado de González, Phil Horowitz, dijo el lunes que su representado desea regresar a Cuba para estar con su familia, pero los fiscales dicen que González nunca mostró remordimiento por sus delitos y que no hay justificación para que él parta a Cuba.

González es parte de una red de cinco cubanos convictos de espionaje en el 2001 por tratar de infiltrarse en bases militares estadounidenses. También vigilaban a exiliados cubanos y trataban de colocar personas dentro de las campañas de políticos anticastristas.

Los cinco son considerados héroes en Cuba. Los otros cuatro aún tienen procesos de apelación pendientes.

En El Salvador, un grupo de manifestantes se vistió el lunes con uniformes de presidiarios, con pantalones y camisas blancas con franjas negras, para exigir al presidente Barack Obama la pronta liberación de los cubanos.

"Estamos haciendo un llamado de atención al señor presidente Obama para que libere a estos cinco héroes cubanos. Es un oprobio de parte del sistema judicial norteamericano que los mantengan presos", dijo a la AP Raúl Martínez, presidente de la Coordinadora Salvadoreña de Solidaridad con Cuba.

Los manifestantes se concentraron pacíficamente frente a la embajada de los Estados Unidos que estuvo custodiada por su seguridad y policías locales.