Un ministro del gabinete israelí dijo el lunes que su gobierno está haciendo todo lo posible para evitar que Naciones Unidas vote a favor de un Estado palestino, pero reconoció que libran una batalla perdida.

Gilad Erdan dijo a The Associated Press que Israel hace una frenética campaña de último momento para pedir con insistencia a otros gobiernos que voten contra la declaración de un Estado palestino. Israel dice que la independencia palestina sólo se puede alcanzar a través de negociaciones.

"En este momento, estamos haciendo todos los esfuerzos que podemos para evitar el error de una declaración unilateral", dijo Erdan, miembro del Likud, el partido del primer ministro Benjamin Netanyahu, y quien será parte de la delegación israelí en la próxima sesión de la Asamblea General de la ONU.

La iniciativa palestina sería en gran parte simbólica. Estados Unidos ya ha dicho que va a ejercer su derecho de veto en el Consejo de Seguridad, el poderoso órgano de la ONU que debe apoyar la plena adhesión. En su lugar, los palestinos están dispuestos a solicitar el estatus de "Estado no miembro" en la Asamblea General.

Erdan advirtió que cualquier voto corre el riesgo de desatar violencia en los territorios palestinos y podría socavar conversaciones de paz en el futuro al endurecer la posición palestina. Dijo que Israel aún no ha decidido cómo reaccionaría.

Ya que los palestinos gozan de un amplio apoyo en la Asamblea General, dominada por países en desarrollo, Erdan dijo que sería difícil hacer cambiar la mentalidad en la ONU.

El presidente palestino, Mahmud Abbas, tiene previsto detallar su solicitud de reconocimiento en un discurso ante la ONU el 23 de septiembre.