El presidente yemení, Ali Abdalá Saleh, delegó hoy en su vicepresidente, Abdo Rabu Mansur Hadi, la autoridad para negociar con la oposición el traspaso pacífico del poder en el Yemen.

En un decreto presidencial, difundido por la agencia oficial yemení SABA, Saleh, que se encuentra en Arabia Saudí, otorga a su vicepresidente el permiso de suscribir la iniciativa del Consejo de Cooperación del Golfo, que él se ha negado a rubricar en tres ocasiones.

Esta declaración supone un primer paso en el traspaso del poder en el Yemen, donde las protestas de la oposición para pedir la salida de Saleh comenzaron a finales de enero.