Las principales agencias de Inteligencia israelíes, el Mosad (servicio de inteligencia exterior), el Shin Bet (interior) y la Inteligencia Militar, creen que un reinicio del diálogo de paz con los palestinos sería positivo para Israel, informa hoy el diario Haaretz.

Los tres servicios de Inteligencia y el Ministerio de Asuntos Exteriores israelí han elaborado recientemente documentos que señalan los beneficios de la reanudación de las negociaciones de paz, impulsadas por Washington y estancadas desde hace un año, manifestaron al rotativo fuentes de Defensa.

Según el análisis de estas instituciones, el regreso a la mesa de negociación con el presidente palestino, Mahmud Abás, reduciría el aislamiento internacional de Israel y mejoraría la situación diplomática del país, que se enfrenta, entre otros, a una profunda crisis en las relaciones con Turquía y a una hostilidad creciente de la vecina población egipcia.

Los expertos en seguridad e inteligencia creen además que las revueltas en el mundo árabe, aunque pueden representar amenazas para el Estado judío, también pueden ofrecer oportunidades para mejorar la posición diplomática del país.

El ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, asegura el diario, instó al jefe del Gobierno, Benjamín Netanyahu, y a otros ministros del Gabinete de Seguridad, a que antepongan los intereses del país a otros asuntos simbólicos, como el honor nacional.

La crisis con Turquía permanece abierta, en buena medida, debido a la negativa israelí a disculparse por la muerte de nueve civiles turcos en el asalto militar a la Flotilla de la Libertad, en mayo de 2010.

Este mes, se espera que Abás pida a la ONU el reconocimiento de Palestina como estado independiente, una medida que Israel considera unilateral y dañina para el proceso de paz y que teme perjudique su posición en la comunidad de naciones.