Un tribunal argentino dará a conocer este martes la sentencia del juicio contra el expresidente Carlos Menem y otros 17 imputados por el contrabando de armas a Ecuador y Croacia entre 1991 y 1995, informaron fuentes judiciales.

La Fiscalía pidió que Menem (1989-1999), de 81 años, sea condenado a ocho años de prisión por el delito de "contrabando agravado" durante el primer juicio oral y público que afronta un expresidente constitucional argentino.

De ser condenado, el Tribunal Oral en lo Penal Económico número 3 deberá pedir su desafuero al Senado, donde el exmandatario peronista ocupa una banca que busca renovar en las elecciones generales del próximo 23 de octubre con una fuerza aliada al Gobierno de Cristina Fernández, con el que hasta hace meses atrás estaba fuertemente enfrentado.

Antes de leer el veredicto del juicio, iniciado en 2008 y por el que pasaron 383 testigos, los jueces ofrecerán expresar sus últimas palabras a dos imputados, el exasesor presidencial y antiguo cuñado de Menem, Emir Yoma, y la exverificadora de Aduanas María Teresa Cueto, para quienes la Fiscalía pidió una condena de siete años de prisión y la absolución, respectivamente.

Menem, actual senador por la provincia de La Rioja, está acusado de ser uno de los presuntos responsables del contrabando de unas 6.500 toneladas de fusiles, cañones y municiones argentinos a Croacia y Ecuador, en violación de prohibiciones de vender armamento a esos países dictadas por las Naciones Unidas porque estaban inmersos en conflictos.

Los cargamentos de armas tenían como destino oficial a Panamá y Venezuela, pero en 1991 fueron desviados hacia Croacia, en pleno conflicto de la antigua Yugoslavia, y a Ecuador en 1995, en medio de un enfrentamiento bélico con Perú por un antiguo litigio limítrofe.

Durante los alegatos, Menem negó haber tenido responsabilidad en la venta ilegal de armamento y aseguró que durante su gestión "se limitó a firmar decretos de exportación de armas" a Venezuela y Panamá, ya que "todos los trámites escapan al presidente".

"Reitero mi total inocencia y la seguridad de que el tribunal, fiscales y querellantes han de tener en cuenta esto que estoy expresando y la seguridad de que la sentencia va a ser favorable para los que intervinimos en la exportación de las armas", dijo el exmandatario en el alegato, al que acudió luego de que la justicia le advirtiera que de lo contrario recurriría a la fuerza pública.

Menem no había asistido a ninguna audiencia y, cuando tuvo que oír la acusación en su contra, consiguió una autorización para hacerlo a través de una videoconferencia desde la norteña provincia de La Rioja, su tierra natal.

En diferentes instancias del juicio, tanto la defensa de Menem como el resto de los letrados han requerido la absolución de sus defendidos.

Por esta causa, el exmandatario estuvo ya seis meses detenido en 2001, acusado de ser el jefe de una "asociación ilícita" dedicada al tráfico ilegal de armas, pero fue puesto en libertad tras un fallo de la Corte Suprema.

Entre los otros imputados en esta causa están el exministro de Defensa Óscar Camilión, para quien la Fiscalía pidió una condena de siete años de prisión.