El diseñador español Custo Dalmau sorprendió hoy en la Semana de la Moda de Nueva York con "Tripolar", su nueva y ecléctica colección para la próxima primavera, en la que se atreve a llevar a las prendas más femeninas y sofisticadas directamente a una nueva dimensión, con efectos gráficos en 3D.

"El 3D es una expresión gráfica de cómo la mujer contemporánea vive la moda", explicó hoy el creador catalán en una entrevista con Efe en Nueva York, en cuya pasarela mostró una colección organizada en tres bloques diferenciados, entre los que destacó por encima del resto la línea "Mírame", con prendas en tres dimensiones.

El "supermodelo" andrógino Andrej Pejic, un serbo-australiano de 20 años que está conquistando las pasarelas internacionales, abrió el desfile del diseñador español luciendo un traje de chaqueta de mujer y después repitió, casi al cierre, con un vestido femenino.

Para contemplar los detalles de relieve logrados en esa línea más festiva para la noche y que cerró su desfile, el modisto repartió gafas 3D entre el público de la Mercedes-Benz Fashion Week, donde este 2011 el modisto cumplió 15 años de presencia ininterrumpida y en cuya presente edición es el único español que participa.

"La tecnología es el nuevo mensaje de la moda", aseguró Custo, quien reconoció en sus nuevas creaciones la influencia de "esa nueva tendencia por las tres dimensiones que viene de Hollywood" y quien, fiel a su espíritu, defendió que los creadores deben "avanzar siempre" y presentar sorprendentes apuestas sobre la pasarela.

Esa línea más transgresora está compuesta vestidos largos y cortos, muy adecuados para la noche, así como de shorts, tops e incluso trajes de baño, trabajados todos ellos en seda y lino y combinadas con nailon, acetato y aplicaciones manuales para conseguir esos efectos en tres dimensiones.

La gráfica, lograda con numerosos tonos como morados, turquesas, rosas, naranjas y grises, está desarrollada con técnica 3D a través de ordenador para lograr un efecto visual de relieve, aunque Custo destacó también "el elevado trabajo de superposición de materiales" con el que cuentan asimismo las piezas.

"Tripolar" cuenta, sin embargo, con dos líneas más: "Dual", compuesta de una serie de prendas que se adaptan tanto al hombre como a la mujer, y "Kaleidoscopio", creada a base de diminutas piezas de distintos materiales ensambladas para crear un universo geométrico inspirado en el caleidoscopio.

La primera de ellas propone "una misma estética casual tanto para hombre como para mujer y dominada por la gráfica contemporánea", explicó a Efe el conocido diseñador, que apostó por pantalones cómodos, shorts, blazers y camisas, rematados en tejidos naturales como lino, algodón y seda, y sintéticos como nailon y acetato.

"Kaleidoscopio" está integrada por vestidos elásticos y ajustados, trajes de baño y chaquetas en beige, tostado, ocre, rosa coral, turquesa y verde ácido, realizadas a base de rafia, algodón y seda, y combinados con fibras sintéticas y aplicaciones de metal.

Custo, que también presentó hoy minibolsos a la cintura, sandalias de plataforma y botines abiertos combinados entre los complementos más destacados, es este septiembre el único representante español en la Semana de la Moda de Nueva York, donde se presenta desde 1996.

"Tampoco está tan lejos Nueva York de España. Hay que apostar por las pasarelas que tienen proyección internacional y Nueva York es una de ellas con Milán y París", dijo el diseñador, cuyo desfile siguió hoy a los de Derek Lam, DKNY y Diane Von Furstenberg, y precedió al de uno de los grandes de la moda estadounidense: Tommy Hilfigher.

La colección que el estadounidense presentó para la próxima primavera y verano de 2012 fue una síntesis de su usual reflejo de los jóvenes "preppy" con el pop-art y una amplia paleta de fuertes y brillantes colores con lo que el diseñador neoyorquino quiso rendir homenaje a la década de los sesenta del pasado siglo.

Estampados de camuflaje que se suavizan con beiges muy claros o típicas rayas marineras durante el día dan paso a brillantes colores para la noche plasmados en ligeros vestidos, monos (overoles) y kaftanes y ponchos.

Además, presentó su nueva colección el hondureño Carlos Campos, que mostró una colección casual primavera-verano para hombre, caracterizada por piezas que pueden usarse tanto como chaquetas o camisas e inspirada en el hombre trabajador de Suramérica y con colores basados en los mayas, aztecas e incas.

Así lo explicó a Efe el modisto, que mostró una colección de 72 piezas marcadas por colores como el rojo, el verde, el amarillo claro o el azul celeste combinados con tonos tierra, y que dedicó a los trabajadores de las fábricas de Honduras y Perú que han tejido sus prendas.