Puede que su nueva línea se vea sencilla, pero Carolina Herrera afirma que le tomó mucho trabajo hacerla lucir así.

"Las líneas son muy simples, pero no lo son", dijo Herrera entre bambalinas el lunes en la Semana de la Moda de Nueva York, momentos antes de presentar su colección primavera-verano 2012.

"La moda tiene que tener detalles y (hay maneras de hacerla parecer) muy simple, que parezca natural. Así debe ser la moda: natural y divertida", añadió la creadora venezolana.

Herrera, de 72 años, dice que su nueva colección se inspiró en el Bauhaus, la escuela alemana de diseño que combina artesanía y bellas artes.

"Siempre estaba intrigada (en el Bauhaus) por lo moderno de las líneas, del estilo de vida, del arte", expresó. "Cogí inspiración para las telas y también para los colores y esta es la colección".

La cantante Nicki Minaj y la editora de la revista Vogue Anna Wintour se sentaron en primera fila para ver el desfile de Herrera. La actriz Renee Zellweger, la cantautora Corinne Bailey Rae, la comediante Olivia Munn y la actriz de "Twilight" ("Crepúsculo") Elizabeth Reaser también acudieron al evento.

Herrera diseñó el traje de novia que usará el personaje de Bella, interpretado por Kristen Stewart, en la próxima película de la serie "Twilight".

"¡Estoy en el cielo!", dijo la diseñadora sobre la creación del vestido, a incluirse en "The Twilight Saga: Breaking Dawn", que se estrena en noviembre.

"¡(Bella) es una novia tan hermosa y es un secreto tal!", agregó con emoción.

A pesar de que Herrera se caracteriza por su estilo impecable, por el que su falda nunca se arruga y cada uno de sus cabellos está cuidadosamente recogido, en su pasarela no se limitó y mostró un lado bastante lúdico con un vestido sin mangas con bolsas extra grandes y otro delicado en seda rayada roja.

Un vestido de gala negro y azul daba una sensación suave y hermosa, a pesar de estar cubierto de aplicaciones triangulares. Las figuras geométricas aparecieron en muchas piezas más, como la referencia más clara al Bauhaus y un giro muy moderno en Herrera.

El secreto, según dijo, está en los detalles, como en el caso de sus habilidades para una confección aparentemente sencilla, o en estilos que dan libertad sin perder su forma.