En procura de un tercer título de la Liga de Campeones en cuatro años, Barcelona vuelve a ser el equipo a vencer al ponerse en marcha esta semana la etapa de grupos del máximo torneo de clubes de Europa.

Encabezados por Lionel Messi, Barcelona dio un sublime recital de fútbol al despachar 3-1 al Manchester United en la final de la pasada edición en Wembley. Muy pocos se atreven apostar en su contra en cuanto a conseguir una quinta Copa de Europa el próximo mayo en el Allianz Arena de Munich.

"Son un dolor de cabeza", dijo Wayne Rooney, el goleador del United. "Casi no existe la forma de sacarles la pelota. Para cuando finalmente lo haces, ya estás agotado tras haberles perseguido".

"Sólo queda aplaudirles por la forma cómo juegan. Son un espectáculo. Nuestro objetivo es alcanzar ese nivel en los próximos años", añadió.

La lista de candidatos capaces de bajarles del pedestal es reducida.

El primero es el Real Madrid, su eterno rival español. También están un trío de ingleses: United, Chelsea y Manchester City.

Barcelona hará su estreno el martes como local ante el Milan, reedición de la final de 1994 que ganaron los italianos con una memorable paliza 4-0.

Mientras los azulgranas barren con todo, el Milan no ha sorteado los octavos de final del torneo desde 2007, año en el que ganó el último de sus siete títulos.

"El Milan es un histórico con grandísimos jugadores", advirtió Sergio Busquets, el volante de Barcelona. "Su peligro es la calidad de sus jugadores. (Zlatan) Ibrahimovic, (Antonio) Cassano, (Alexandre) Pato, Robinho...tienen gente muy peligrosa".

El partido por el Grupo H suponía ser la oportunidad para la vuelta a Barcelona de Ibrahimovic, pero el delantero sueco sufrió una lesión muscular en un entrenamiento el lunes. Ibrahimovic llegó al Barsa con bombos y platillos para la temporada 2009-10, pero apenas estuvo un campaña al agriarse su relación con el técnico Pep Guardiola.

En el otro partido de la llave, el BATE Borisov de Bielorrusia viaja a la República Checa para medirse con el debutante Viktoria Plzen.

El novato que está en mejores condiciones de hacer ruido es el Man City.

Gracias a la chequera del multimillonario Sheikh Mansour, el City ha armado un equipo repletos de luminarias y que ha ganado sus cuatro partidos en el comienzo de la Liga Premier. Tiene una variedad de piezas de ataque que mete miedo: Carlos Tevez, Sergio Agüero, Edin Dzeko, David Silva y Samir Nasri, entre otros.

"Esta es una nueva era", dijo el zaguero inglés Joleon Lescott, otra de las adquisiciones hechas por el club en los últimos dos años. "Estamos pisando fuerte desde ya. Estoy seguro de que seremos protagonistas".

El City debutará el miércoles con el Napoli de Italia dentro de un parejo Grupo A, en el que también están el cuatro veces campeón Bayern Munich y el Villarreal español.

Con nueve títulos, el Real Madrid es el equipo más laureado de la competición, pero no se consagra desde 2002. Dirigido por José Mourinho, la búsqueda de la décima Copa de Europa arranca el miércoles con una visita a Croacia ante el Dínamo de Zagreb. Ajax recibe al Lyon en el otro duelo del Grupo D.

Además, el United visitará el miércoles a Benfica por el Grupo C, que completan Basilea (Suiza) y Otelul Galati (Rumania). Los otros partidos de esa noche corresponden al Grupo B, en el que el Inter de Milán recibe al Trabzonspor turco y el campeón francés Lille hace otro tanto ante el CSKA Moscú ruso.

El martes, el Arsenal inglés visita al campeón alemán Borussia Dortmund y el Olympiakos (Grecia) recibe al Marsella (Francia) por el Grupo F, mientras que Chelsea hará de local ante el Bayer Leverkusen alemán y el Valencia español viaja a Bélgica para enfrentar al Genk en el Grupo E.

Y en el Grupo G, el campeón portugués Porto recibe a Shakhtar Donetsk (Ucrania) y Apoel Nicosia (Chipre) será local ante el Zenit de San Petersburgo (Rusia).