Grupos de rebeldes curdos lanzaron ataques simultáneos contra una estación policial y un cuartel de la policía paramilitar cerca de la frontera de Turquía con Irak, dejando a tres civiles muertos.

El gobernador Muammer Turker dijo el lunes que también quedaron heridos 10 soldados en el ataque del domingo por la noche en la provincia Hakkari, de mayoría curda, situada en la frontera con Irak. No dio otros detalles.

La agencia de noticias Dogan informó que los rebeldes dispararon contra dos edificios, dando inicio a un enfrentamiento armado de dos horas con las fuerzas de seguridad. Indicó que tres civiles murieron en fuego cruzado.

Indicó que los militares iniciaron de inmediato una operación, apoyada con helicópteros de combate, a fin de atrapar a los rebldes.

Los rebeldes curdos lucha por lograr su autonomía en el sureste de Turquía. Decenas de miles han muerto desde que comenzó el conflicto en 1984.