La aparición oportuna del recibidor abierto novato A.J. Green en la recta final del partido hizo posible que los Bengals de Cincinnati viniesen de atrás para conseguir vencer por 27-17 a los Browns de Cleveland en el encuentro inaugural para ambos equipos de la nueva temporada de la NFL.

Green aprovechó la falta de concentración de la defensiva de los Browns para atrapar el primer touchdown de su carrera en la Liga Nacional de Fútbol Americano, con un pase de 41 yardas que le dió el mariscal reserva Bruce Gradkowski, que también iba a ser factor ganador para los Bengals.

Los Browns no cubrieron a Green, y Gradkowski, quien salió el emparrillado para sustituir al novato lesionado Andy Dalton, sólo tuvo que lanzar un pase fácil de anotación, cuando faltaban 4:31 minutos para que concluyese el partido y permitía a su equipo ponerse arriba en el marcador con el parcial de 20-17.

La sentencia llegó cuando faltaba 1:49 minutos para el final del encuentro y el corredor Cedric Benson avanzó 39 yardas para lograr la anotación decisiva del 27-17.

Grandkowski completó cinco de 12 pases para 92 yardas con un envío de anotación y no permitió ninguna interceptación, mientras que Dalton no tuvo su mejor debut en la NFL al caer lesionado, aunque había dejado al equipo abajo en el marcador 13-17.

Los Browns tienen ahora marca de 1-12 en la primera fecha de la NFL desde 1999. La derrota también estropeó el debut de Pat Shurmur como entrenador en jefe de los Browns.

Mientras que el mariscal de campo Colt McCoy completó 19 de 40 pases para 213 yardas, lanzó dos envíos de anotación y le interceptaron uno.