La tenista australiana Samantha Stosur se ha convertido en la primera finalista del Abierto de Estados Unidos al superar a la revelación del torneo, la alemana Angelique Kerber, por 6-3, 2-6 y 6-2, en 1 hora y 46 minutos de juego.

Stosur jugará de esta forma su segunda final de un Grand Slam, tras la que perdió el año pasado en Roland Garros, al superar en un partido de rachas a la germana Kerber, a la que finalmente le pesó su inexperiencia en este tipo de lides, ya que se ha presentado al torneo como la 91 del mundo y nunca antes había llegado tan lejos en uno de los 'grandes'.

Pese a ello, la alemana plantó cara a Stosur y jugó con desparpajo en los dos primeros sets, firmó una excepcional segunda manga, pero la australiana, muy agresiva todo el partido, aprovechó la endeblez del servicio de Kerber en la manga definitiva y se lo quebró hasta en tres ocasiones para llegar a la final.

La rival de Stosur en la lucha por el título saldrá de la vencedora del partido entre la número uno mundial, Caroline Wozniacki, y la tricampeona del torneo, la norteamericana Serena Williams.