El ex secretario de Defensa Donald Rumsfeld dijo el domingo que mantuvo el Pentágono abierto como advertencia.

Rumsfeld indicó a la cadena de televisión CBS que no quería que el mundo creyera que un grupo terrorista podría causar el cierre del Departamento de Defensa.

Era obvio que los terroristas habían atacado Nueva York, símbolo del poderío económico, y el centro del poderío militar en Washington, dijo el ex funcionarrio. Agregó que el tercer avión iba seguramente dirigido a la sede del poder político: el Capitolio o la Casa Blanca.

Insistió que por ello, el Pentágono debía continuar abierto.