El corredor estelar Adrian Peterson, de los Vikings de Minnesota y el defensa profundo Troy Polamalu, de los Steelers de Pittsburgh, lograron sendas extensiones de contrato que les permitirán seguir siendo jugadores claves en las plantillas de ambos equipos.

Peterson ha aceptado una nueva extensión de largo plazo con los Vikings, de acuerdo a lo que anunció el propio equipo, y que dieron a conocer varios medios locales de Minneapolis.

El nuevo acuerdo de extensión de contrato es por siete temporadas y el corredor podría recibir hasta 98 millones de dólares cuando lo finalice.

Peterson había iniciado el último año de su contrato de novato, y logrado los números suficientes con su rendimiento para que recibiese uno de los más lucrativos de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

Después de imponer nueva marca de la NFL de yardas terrestres en un partido con 296 ante los Chargers de San Diego Chargers en el 2007, Peterson ha sido elegido para el Pro Bowl en cada una de sus cuatro temporadas que lleva en el profesionalismo.

Peterson, de 26 años, ya es segundo en la historia de los Vikings detrás de Robert Smith en yardas terrestres de por vida.

"Las actuaciones de Adrian sobre el campo han dado a los aficionados tantas emociones desde que llegó como novato", explicó el propietario de la franquicia, Zygi Wilf, en un comunicado emitido por el equipo. "Su talento y determinación son notables y estamos orgullosos de que siga siendo parte de nuestra familia por los años que vienen".

El acuerdo de Peterson llega después de que el también corredor Chris Johnson firmara una extensión por seis años y 56 millones de dólares con los Titans de Tennessee.

Los Vikings anunciaron el pasado lunes que habían firmado al apoyador Chad Greenway por otras cinco campañas.

El equipo de Minnesota juega hoy, domingo, el primer partido de la nueva temporada ante los Chargers y será también el reencuentro de ambos equipos desde que Peterson logró las 296 yardas en un solo encuentro.

Mientras que Polamalu también recibió la recompensa contractual a su gran rendimiento en el campo como jugador clave dentro del esquema defensivo de los Steelers al aceptar los términos de una extensión por cuatro temporadas más.

Los detalles del acuerdo no se dieron a conocer, pero el convenio mantendrá a Polamalu en Pittsburgh hasta el final de la campaña del 2014.

El seis veces jugador de Pro Bowl publicó en Twitter el sábado por la tarde, "¡Estoy feliz por anunciar que me retiraré como un Pittsburgh Steeler!".

El defensivo de 30 años de edad viene de la mejor temporada de su carrera, finalizando con siete interceptaciones, 64 tacleadas y una captura.

Sin embargo, Polamalu se vio frenado por una lesión en el tendón de Aquiles hacia el final de la temporada pasada, y admitió no haber estado al 100 por ciento durante los playoffs o en la derrota por 31-25 ante los Packers de Green Bay en la disputa del pasado Super Bowl, que se jugó en el Cowboys Stadium, de Arlington (Texas).

Polamalu, Jugador Defensivo del Año en el 2010 en la NFL, estaba en el año final de su contrato anterior, el cual le hubiera pagado unos 6,4 millones de dólares esta temporada.

El profundo de los Steelers ha permanecido toda su carrera en Pittsburgh luego de ser seleccionado como el número 16 de la primera ronda del sorteo universitario del 2003 tras formarse con USC.

Polamalu es el cuarto titular defensivo de los Steelers en recibir un convenio nuevo del equipo en los últimos días antes que den comienzo las acciones de la nueva liga.

Los anteriores jugadores que recibieron una extensión de contrato por parte de los Steelers fueron el esquinero Ike Taylor y los apoyadores LaMarr Woodley y Lawrence Timmons.

Los Steelers parten una vez más como el equipo a batir en la Conferencia Americana (AFC), donde defienden el título de campeones y su primer partido de la nueva temporada será contra los Ravens de Baltimore.