Siete de los 10 trabajadores petroleros que estaban perdidos en el Golfo de México desde el jueves fueron hallados vivos el domingo, informó la compañía estatal Petróleos Mexicanos.

Dos cuerpos que no han sido identificados también fueron hallados. Otro trabajador continúa desaparecido.

Los sobrevivientes son cuatro mexicanos, dos estadounidenses y un bangladeshí, precisó la compañía en un comunicado. Fueron encontrados a unos 82 kilómetros (51 millas) de la costa del estado de Campeche.

Los empleados de Geokinetics Inc., firma con sede en Houston, pidieron ayuda el jueves por la tarde después de evacuar en una lancha de emergencia cerrada en medio de la tormenta tropical Nate, que inutilizó su navío, el Trinity II.

Nate se debilitó el domingo a depresión tropical sobre el litoral del Golfo de México, donde las autoridades abrieron refugios como precaución, aunque aseguraron que el meteoro había tenido poco impacto.

El vórtice de Nate arribó justo antes del mediodía (1700 GMT) al norte de Barra de Nautla, en Veracruz, donde el gobernador Javier Duarte dijo que no había reportes de daños ni lesiones y que los ríos no se habían desbordado.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos dijo que Nate se había debilitado hasta ser depresión tropical con vientos de 55 kilómetros por hora (35 millas por hora) mientras se interna más al continente. Se prevé que el ciclón se disipe el lunes.

Pemex y la Marina de Guerra de México condujeron la búsqueda de los trabajadores por aire y mar. También una decena de pescadores desaparecieron el viernes en dos botes camaroneros.

El Trinity II es un bote de 29 metros (94 pies) y 185 toneladas que puede bajar unos soportes hasta el lecho marino y elevarse por encima del nivel del agua. Se empleaba como vivienda para la tripulación y se ubicaba en aguas de ocho metros (25 pies) de profundidad.

La portavoz de Geokinetics Brenda Taquino dijo que la lancha salvavidas era una cápsula cerrada con suficiente comida y agua para sobrevivir varios días.

La noche del domingo, el centro de Nate se ubicaba a unos 50 kilómetros (30 millas) al sur-suroeste de Tuxpan, Veracruz, y se movía hacia el oeste noroeste a unos 13 kilómetros por hora (8 millas por hora).

De los más de 2.200 albergues establecidos por el estado, sólo dos estaban siendo utilizados, albergando a poco más de 50 personas, informaron autoridades de protección civil.

En la ciudad de Antigua, a unos 25 kilómetros (15 millas) al norte de Veracruz, el alcalde Arturo Navarrete declaró a la radiodifusora XEU que había poca lluvia y muy poco viento.

Por otro lado, en el Caribe, la tormenta tropical María tenía su vórtice a unos 170 kilómetros (105 millas) al noreste de San Juan, Puerto Rico, el domingo por la mañana, con vientos que se habían fortalecido a 95 kph (60 mph), señaló el centro de huracanes.

María se desplazaba con rumbo noroeste a unos 17 kph (10 mph) hacia aguas abiertas en el Atlántico. No hay ningún tipo de advertencia vigente.