Cliff Robertson, el actor que en los últimos tiempos encarnó al "tío Ben" de Spiderman y que ganó un Oscar por "Charly" en 1968, ha muerto hoy de causas naturales a los 88 años, según informó su familia.

En un comunicado, su hija, Stephanie Saunders, indicó que su padre "fue un padre cariñoso, un amigo fiel, profesional concienzudo y un hombre de honor".

"Marcó una diferencia en nuestras vidas e hizo del nuestro un mundo mejor. Le echaremos de menos terriblemente", afirmó Sanders.

Robertson comenzó su carrera en el séptimo arte en los años cincuenta, con diversos papeles en series de televisión y en el teatro.

En 1963 el entonces presidente John F Kennedy le apoyó personalmente para interpretarle en la película "PT-109", que recreaba la participación del futuro mandatario en la II Guerra Mundial.

La película resultó un fracaso, aunque la crítica alabó el papel de Robertson.

Su gran momento llegaría con la interpretación de un hombre mentalmente discapacitado que se convierte en un genio tras una operación, un papel que había interpretado previamente en televisión y cuyos derechos para la gran pantalla él había adquirido.

"Charly" se convirtió en un éxito y le reportó un Oscar, aunque compromisos de rodaje en el exterior le impedirían recibirlo personalmente.

En 1977 saltó de nuevo a la primera página de los periódicos, aunque en esta ocasión al denunciar que el presidente de la productora Columbia Pictures, David Begelman, había falsificado su firma en un cheque por 10.000 dólares.

Las enemistades creadas al destapar el escándalo hicieron que su carrera quedara truncada, al menos parcialmente. La falta de ofertas de los estudios le obligó a trabajar como portavoz de una compañía telefónica hasta que en 1981 volvió al cine con la película "Brainstorm", la última que rodaría Natalie Wood.

En 1957 se casó con la ex mujer de Jack Lemmon, Cynthia Stone, con la que tuvo una hija, Stephanie, durante un matrimonio de tres años.

En 1966 se casó de nuevo, con la actriz y rica heredera Dina Merril, con quien tuvo una hija, Heather. La pareja se divorciaría en 1989.

En los últimos años se hizo popular entre el público más joven por su interpretación del "tío Ben" en la serie de películas de Spiderman.