Cada vez que llega la Semana de al Moda en Nueva York, la diseñadora de modas Liz Lange recuerda lo que vivió el 11 de septiembre de 2001, el día de los atentados terroristas.

En esta temporada, siempre hay un día otoñal frío y vigorizante con cielo despejado. Siempre hay un olor a quemado que flota en el aire.

Lange había preparado la pasarela de ropa para maternidad que se efectuaría por primera vez dentro de las famosas carpas instaladas en el Parque Bryant, esa mañana del 11 de septiembre.

"Era una fecha que yo esperaba y en la que había trabajado los tres meses previos. Un sueño hecho realidad", agregó.

Después se murmuraba entre los bastidores que un avión se había estrellado contra el Centro de Comercio Mundial.

La creadora de modas dijo en entrevista reciente por correo electrónico que el hecho le pareció distante e irrelevante, hasta que vio cuando todos los camarógrafos y sus asistentes comenzaron a retirarse.

"Yo no entendía lo que ocurría, pero el acontecimiento sucedió cuando no existían los teléfonos Blackberry ni iPhone, y la información no circulaba tan rápido. No tenía idea de qué sucedía", expresó Lange.

Claro, hoy se sabe bastante: terroristas atacaron y mataron a casi 3.000 personas ese día. El resto de la Semana de la Moda se canceló ese año y el negocio de la moda vivió dificultades.

Sin embargo, el sector transmite su propio mensaje de resistencia y recuperación con motivo del 10 aniversario de los atentados terroristas.

"Continuar es algo muy estadounidense", dijo Tommy Hilfiger, quien programó su muestra para el domingo por la noche, su fecha tradicional. "Es importante captar ese espíritu", agregó.

Hilfiger también tiene planes para entregar una donación al Fondo para Beneficio de las Viudas e Hijos de la Policía y Bomberos de Nueva York.

Por su parte, Diane von Furstenberg, decidió la entrega de un donativo a la Asociación de las Familias del 11 de Septiembre a nombre de cada invitado que asista a su exhibición de este año.

Von Furstenberg, presidenta del Consejo de Diseñadores de Modas de Estados Unidos, que agrupa a diversas organizaciones que programan el calendario internacional de las semanas de modas, dijo que estaba comprometida a conservar su fecha de exhibición que ha tenido por muchos años.

"El hecho de que correspondía al 11 de septiembre causó un poco de preocupación", dijo Von Furstenberg por teléfono.

"Tuve que preguntarme ¿cómo haremos para cumplirla? Sin embargo, mi exhibición siempre es el domingo, y qué mejor que seguir adelante y recordar".

Ali Hewson, creadora de la marca Edun, dentro de un proyecto para el desarrollo en Africa, dijo que había pedido que le reservaran un domingo este año para su muestra.

"Ya habíamos presentado la exhibición en el aniversario. Siempre nos habíamos sentido honrados de ser parte de ese espíritu neoyorquino, de resistencia y recuperación, pero hay que trabajar mucho a fin de lograr un futuro mejor para todos".

___

Los periodistas de The Associated Press Jocelyn Noveck y Leanne Italie contribuyeron a este despacho.