Incidentes aislados en zonas periféricas de la capital chilena marcaron esta madrugada el 38º aniversario del golpe militar que encabezó el general Augusto Pinochet.

El comandante de Carabineros, Rodrigo Alvarado, explicó, al comentar los enfrentamientos entre encapuchados y policía, que "fue una noche bastante fuerte, donde nuestro personal ha sido recibido con disparos", y añadió: "hasta el momento no habría personal de carabineros lesionados, pero tenemos un detenido con un revólver calibre 38".

Carabineros detuvo, además, a un joven de 23 años con cuatro escopetas hechizas.

Alvarado precisó que una turba conformada por unas cien personas atacó también a un microbús del Transantiago que se encontraba sin pasajeros.

En el centro de Santiago, encapuchados protagonizaron varios incidentes, levantaron barricadas, prendieron fogatas con basura y quemaron una caseta de seguridad ciudadana.