Un helicóptero de rescate realizó un aterrizaje de emergencia mientras participaba en una misión de búsqueda de dos pilotos extranjeros cuyo avión se desplomó en el este de Indonesia, dijo el domingo un vocero militar indonesio.

El vicealmirante Iskandar Sitompul dijo que nadie resultó lesionado cuando el helicóptero Bell 412 con cinco soldados indonesios tuvo que aterrizar en la montaña de Rumpius Karvak, en la remota provincia de Papúa el sábado por la tarde. Agregó que al parecer la densa niebla impidió la visibilidad y causó el aterrizaje de la aeronave.

Originalmente se reportó que el helicóptero se había estrellado luego de que las autoridades perdieran contacto con sus tripulantes aproximadamente 20 minutos después de que despegara del poblado minero de Timika.

Sitompul dijo que todos los soldados — que se hallaban en una misión para hallar a dos pilotos que siguen desaparecidos luego que su avión se desplomó — se encuentran a salvo y su helicóptero arribó sin problemas al poblado cercano de Wamena el domingo a mediodía.

Los pilotos perdidos, identificados como el australiano David Cootes y el eslovaco Thomas Munk, no han sido vistos desde que su avión Cessna 208-B Caravan desapareció el viernes con barriles de combustible y alimentos.

Los socorristas han ubicado el punto del accidente del monomotor, propiedad de la empresa Susi Air, en la zona montañosa del distrito de Yahukimo. Las condiciones climatológicas adversas han evitado que den con los pilotos y las autoridades temen que hayan muerto.