Centenares de personas, encabezadas por el vicepresidente de EEUU, Joe Biden, y el secretario de Defensa, Leon Panetta, participaron hoy en un minuto de silencio en el Pentágono en homenaje de las personas allí fallecidas en el 11-S.

Un total de 184 personas murieron cuando el vuelo AA77, el tercero secuestrado por los terroristas de Al Qaeda, se estrelló contra uno de los sectores del edificio del Departamento de Defensa a las 9.37 hora local (13.37 GMT).

La Banda de Música de la Armada interpretó el himno "Amazing Grace" después de que se hiciera un silencio absoluto en recuerdo de los fallecidos.

Entre los presentes hoy en el área creada en memoria de las víctimas, un sencillo parque con 184 bancos -uno por cada fallecido del Pentágono-, se encontraban numerosas personalidades políticas, como el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner.

El presidente de EEUU, Barack Obama, tiene previsto acudir al Pentágono a las 15.30 horas (19.30 GMT) para depositar una corona de flores en el lugar donde impactó el avión.