El Gobierno de Pakistán recordó hoy a las víctimas de los atentados del 11-S en Estados Unidos y abogó por continuar con la cooperación de la comunidad internacional en la lucha antiterrorista.

"En calidad de país que se ha visto fuertemente afectado por el terrorismo, reafirmamos nuestra determinación nacional a fortalecer la cooperación internacional para eliminarlo", reza un comunicado difundido con motivo del décimo aniversario del ataque.

En la nota, el Ejecutivo paquistaní subraya que sería "apropiado" que la comunidad global renovase su compromiso de "respetar los ideales de tolerancia, humanidad o hermandad" entre los distintos pueblos y culturas con el objetivo de "crear un mundo mejor".

EEUU invadió poco después del 11-S Afganistán, país vecino de Pakistán, que entonces estaba aislado de la comunidad internacional por su reconocimiento al régimen talibán de Kabul y se vio obligado a forjar una estrecha alianza con Washington.

Pero las relaciones entre los dos países no han sido fáciles en la última década, debido sobre todo a los supuestos vínculos aún existentes entre elementos del estamento militar paquistaní y ciertos grupos talibanes y yihadistas que atacan en Afganistán.

La situación se vio agravada tras la muerte el pasado mayo del líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, en Pakistán en una operación unilateral de fuerzas especiales de EEUU.