Al menos 21 personas murieron entre ayer y hoy en protestas en Siria por la represión de las fuerzas del régimen de Bachar al Asad, revelaron grupos opositores.

Según los llamados Comités de Coordinación Local en Siria, veinte personas fallecieron antes de la pasada medianoche, mientras que una pereció después.

Anteriormente, las organizaciones opositoras habían informado de catorce muertos durante la jornada de protestas de ayer en diversas localidades del norte y centro del país.

La cifra de víctimas actualizada fue confirmada también por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, que agregó que entre los fallecidos está el conocido activista Ghiaz Matar, que perdió la vida en la localidad de Daraya, en Rif Damasco.

Los Comités subrayaron que anoche continuaron las manifestaciones en el área Rif Damasco, donde se registraron redadas policiales y las fuerzas de seguridad dispararon contra los participantes en las protestas en el municipio de Artouz.

Entretanto, en las ciudades centrales de Homs y de Hama, miles de ciudadanos pidieron la caída del régimen de Asad.

Estas informaciones no pudieron ser verificadas independientemente por las restricciones que las autoridades sirias han impuesto a los periodistas para trabajar.

Desde que comenzaran las protestas a mediados de marzo pasado, al menos 2.105 civiles y 542 soldados han muerto por la represión del régimen de Al Asad, según el recuento del Observatorio.