El presidente del Principado de Asturias, Francisco Álvarez-Cascos, aseguró hoy en Buenos Aires que durante su mandato buscará fortalecer el intercambio estudiantil y estrechar los lazos económicos con la emigración.

Álvarez-Cascos envió además un mensaje de "continuidad" a los asturianos residentes en el exterior al afirmar que "no serán los recursos destinados a la emigración los que puedan ser objetos de ningún recorte", sino que habrá "consolidación y continuidad", prometió.

"Me gustaría abrir nuevos proyectos con compromisos en el campo de la educación a través de intercambios con los estudiantes de la Universidad de Oviedo" y también reforzar "los vínculos con los emprendedores", señaló el presidente del Principado después de participar en una comida en el Centro Asturiano Campo Covadonga de la capital argentina.

"Asturias necesita que sus empresas se abran al mundo y se puede aprovechar la infraestructura de los centros asturianos para que sean la plataforma de expansión de las empresas y productos asturianos", sostuvo después de compartir el almuerzo con miembros de la colectividad.

Álvarez-Cascos insistió en que los emigrantes deben recibir "un mensaje de proximidad, cercanía, de continuidad que tranquilice las dudas que pueda suponer un cambio en una nueva administración".

"Esta administración continuará con todo lo bueno que se ha hecho hasta ahora y en lo posible lo mejorará", subrayó el jefe del Ejecutivo de la comunidad, quien llegó este sábado a Buenos Aires para una visita de dos días que incluyen recorridos por distintos centros de la colectividad asturiana en Argentina, integrada por unas 23.880 personas.

En el inicio de su visita a la capital argentina, la primera que hace fuera de Asturias desde su asunción en julio pasado, el presidente del Principado también se comprometió a mantener el gasto social, "especialmente el que atiende a los más débiles", tras la aprobación de la reforma constitucional que fija un límite al déficit del Estado español.

"El gasto social no debe ser objeto de recortes", subrayó este sábado en el Centro Asturiano de Buenos Aires, donde entregó la distinción de Hijo Predilecto de Asturias al presidente de la entidad argentina, José Antonio Nespral.

Álvarez-Cascos viajará este domingo a la provincia argentina de Tucumán, donde realizará una visita privada en la que también recorrerá centros asturianos de ese distrito para luego emprender el viaje de regreso a España, adonde llegará el martes próximo.