El defensa estelar de los Bears de Chicago, Brian Urlacher, comenzó la nueva temporada de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) con una labor brillante que permitió a su equipo ganar por 30-12 a los Falcons de Atlanta.

Urlacher interceptó un pase y anotó un touchdown tras recuperar un balón suelto, para ser siempre el verdugo en la ofensiva de los Falcons que nunca pudieron superar su presencia en el Soldier Field de Chicago.

Mientras que el mariscal de campo Jay Cutler también brilló de manera especial en la ofensiva de los Bears al completar 22 de 32 pases para 312 yardas con dos envíos que fueron de anotación y le interceptaron un ovoide.

Cutler jugó su primer partido en el Soldier Field desde la derrota de los Bears ante los Packers de Green Bay por el título de la Conferencia Nacional (NFC), y que le dejó cuestionado tras la manera como actuó después que sufrió una lesión al comienzo del trascendental encuentro.

Los Bears confirmaron en el duelo de equipos campeones de división de la NFC que llegan a la nueva temporada en perfectas condiciones, mientras que los Falcons siguen sin conocer todavía la victoria, dado que tampoco lo hicieron en la pretemporada, siendo la sorpresa negativa.

Urlacher interceptó al mariscal de campo de los Falcons, Matt Ryan, y luego el corredor estelar Matt Forte atrapó un pase de touchdown de 56 tardas.

El defensa estrella de los Bears, en el tercer cuarto recuperó un balón suelto de Ryan y avanzó 12 yardas para poner un parcial de 30-6, que dejaba el partido sentenciado.

Ryan completó 31 de 47 pases para 319 yardas, sin conseguir que ninguno de sus envíos encontrasen el objetivo entre los atacantes del equipo, además que le interceptaron un ovoide.