TEMOAYA, Mexico.- El mexicano Erik Morales terminó este viernes su campamento de altura en el Centro Ceremonial Otomí y se reportó en condiciones para disputar el vacante título mundial superligero del CMB el próximo 17.

Morales estaba programado para enfrentar a Lucas Matthysse por el cetro superligero del Consejo Mundial de Boxeo, en el respaldo de Floyd Mayweather Jr ante Víctor Ortiz, en el casino MGM Grand de Las Vegas, pero el argentino enfermó y no podrá pelear.

Pese a este inconveniente de última hora, el tijuanense culminó sus entrenamientos en el Otomí con la supervisión de su progenitor y entrenador Jose "Olivaritos" Morales y este sábado viajará a Las Vegas con escala en Tijuana.

"Se manejan varios nombres de rivales, y en breve se dará a conocer contra quien voy a pelear, porque la idea es aprovechar mi fuerte entrenamiento que realice aquí en Temaoya", sostuvo el peleador fronterizo.

La promotora Golden Boy Promotions, quien montará la velada internacional "Poder Estelar" en la Arena Grand Garden, está en pláticas con posibles rivales para la pelea coestelar, en el marco de los festejos de la Independencia de Mexico que realizan los mexicanos en esta ciudad.